Vidal desea la eternidad tras su éxito en el Racing Murcia

«Me quedan dos años aquí y quiero dejar al equipo en Segunda B. Luego iré a otro club. No me voy a retirar», dice el técnico de Portosín

0
92
Entrenador
David Vidal gesticula en el desarrollo de un encuentro. /FOTO: RACING MURCIA

David Vidal promete alcanzar la eternidad tras su éxito en el Racing Murcia, club fundado en 2017 al que ha terminado ascendiendo al grupo décimo tercero de Tercera en su primer intento. De hecho, comentó hace unos días en el periódico La Verdad que “me quedan dos años (de contrato) aquí y quiero dejar al equipo en Segunda B. Luego iré a otro club. No me voy a retirar», significó a conciencia de que ahora tiene 69 años.

Vidal realizó estas declaraciones en un marco de singular felicidad. Y es que el obtenido con la escuadra que pasará a jugar como local en el municipio de Torre Pacheco es su tercer gran logro en la Región de Murcia. En la campaña 2016/17 ascendió a Segunda al Lorca FC y en la 2002/03 a Primera al Real Murcia. A un conjunto que lleva clavado en el corazón y también en la cartera –podría recordar– ahora que se encuentra en un proceso de ampliación de capital.

«Yo compré acciones del Real Murcia y no tenía por qué hacerlo. Soy accionista y le deseo lo mejor. De hecho, soy el accionista número 1 de esta entidad y uno de los mayoritarios porque cuando me marché perdoné 900.000 euros tras subir al club a la Primera División y antes haberlo salvado del descenso a Segunda B», manifestó. Y todo sin dejar de tener presente que ahora se le vuelve a pedir hazaña en el Racing de Murcia.

Y la curiosidad está en que para solventar con acierto esta papeleta Vidal ya cuenta con un fichaje mediático. Se trata de Mathias Pogba, hermano de Paul y contertulio habitual en El Chiringuito de los Jugones. Se le ha dado la baja en el Lorca FC y el gallego lo tendrá a sus órdenes. Este tándem seguro que da ‘mucho juego’.