Un varapalo para Loreto

El hecho de que el Real Murcia no acaba de reaccionar y está cerca de bajar a la Segunda RFEF, unido a la destitución de su valedor, el director deportivo Julio Algar, lo sitúa en la puerta de salida

0
167
Entrenador
Loreto, en pleno entrenamiento del Real Murcia. /FOTO: RM

Hoy por hoy, el entrenador sevillano José Luis Rodríguez Loreto está más fuera que dentro del Real Murcia. Del conjunto del grupo 4D de Segunda B en el que relevó a Adrián Hernández sin que sus resultados hayan sido mejores. La derrota ante la Balona por 1-0 del pasado domingo dejó al cuadro pimentonero a un solo paso de despedirse de toda opción por clasificarse para la Primera RFEF. De descender a Segunda RFEF. Y el hecho añadido de que haya sido cesado su valedor, el director deportivo Julio Algar, no hace más que empeorar su situación.

Loreto ya dejó claro en La Verdad que le encantaría continuar como grana muchos más años que el único con el que sería premiado con la renovación en caso de ascender a la Primera RFEF. Pero él mismo también dijo ser consciente de que los resultados no estaban siendo buenos. O, al menos, no todo lo necesarios para que el plantel murcianista tuviera por delante otro panorama (SIGUE DEBAJO).

ESPACIO ACCIARI

 

A saber, su predecesor en el cargo consiguió cinco triunfos y cuatro empates en catorce partidos, lo que supuso la captura del 45,23% de los puntos puestos en disputa. Y el sevillano lleva un triunfo y tres empates en cinco choques: el 40%. Y claro, eso influyó en que el equipo no pudiera competir en la segunda fase por un puesto de play/off a Segunda –acabó sexto en el grupo 4B– y ahora lo tenga crudo para ganar una de las dos plazas a la Primera RFEF -a falta de cinco encuentros para el término del torneo tiene veinticinco unidades y está a seis de la plaza de ascenso que le queda más cercana-.

Muchas de las esperanzas granas se vinieron abajo en La Línea de la Concepción y eso le costó el cargo al director deportivo Julio Algar, que fue quien apostó por Loreto tras poner encima de la mesa también el nombre del hoy entrenador del Rayo Majadahonda Abel Gómez. Las votaciones de los consejeros le hicieron ganar en la carrera final, que así fue cómo se produjo el proceso para convertirlo en el entrenador del plantel, pero Loreto se ha ido quedando paulatinamente sin apoyos (SIGUE DEBAJO).

FÚTBOL DE ALTA COSTURA. ABEL RESINO.

 

Y muy seguramente tampoco los tendrá del nuevo director deportivo –existen muchas opciones como la de Ernesto Bello o la de Pedro Cordero– y seguro que tampoco las tendría de Quique Pina. Un gestor deportivo de alto nivel al que parece que a nadie se le ha ocurrido llamar para preguntarle qué hacer o cómo. Porque asesorar, asesora y ayudar, ayuda. Y claro…