Un palo para Seligrat y un capote para Agné

0
501
Raúl Agné, en el transcurso de un partido. /FOTO: ABC

El mediocentro valenciano del Nástic de Tarragona Javier Ribelles le pega un palo a su exentrenador Toni Seligrat al par que le echa un capote a Raúl Agné, ahora en el punto de mira por llevar los cuatro catalanes cuatro partidos sin ganar en el grupo II de la Primera RFEF. (SIGUE DEBAJO)

La Federación Española de Fútbol distingue a ENTRENADORES por «dignificar» al gremio

En declaraciones al Diari de Tarragona, y al referir al ahora estratega del Alavés B. Ribelles ha significado que “hiciera lo que hiciera durante la semana no iba a jugar con el entrenador anterior. La relación era buena pero tenía a otra gente de confianza y daba igual cómo entrenase yo. Fue una temporada dura. Me sentí frustrado. Además ni tienes a la familia ni a tu pareja. En este sentido, me ayudó mucho el vestuario y se lo agradeceré siempre. Después de ese final me planteo el seguir aquí. Luego en vacaciones piensas más tranquilo, el club te quiere, estas a gusto en Tarragona, la afición, la directiva todos te tratan muy bien y me dio el chispazo de seguir. Y no me arrepiento nada de esa decisión.”

Mientras cuando se le preguntan por las causas de la crisis actual (dos empates y dos victorias) que han llevado a los tarraconenses a la décima posición, Ribelles ha dicho que “si  los supiéramos sacaríamos la varita mágica y lo arreglaríamos. Al final los factores que tenemos que potenciar son los nuestros. Hay que seguir, entrenando, compitiendo, trabajando hacer lo que el míster quiere, sus ideas. Son dinámicas. Todos los equipos tienen algún bache durante la temporada. Y más este año en una liga tan competida. Cuanto antes salgamos de ella, antes tiraremos hacia arriba”.