Un guiño desde los banquillos a la sala de trofeos del Real Unión

El regreso de Aitor Zulaika al histórico club de Irún permite rememorar la Copa Federación que le hizo ganar en 2015

0
154
Aitor Zulaika se muestra expresivo en un partido. /FOTO: REAL UNIÓN/DIARIO VASCO

El regreso del guipuzcoano Aitor Zulaika al banquillo del Real Unión de Irún es la metáfora del guiño desde los banquillos que se podría hacer a la sala de trofeos del histórico club. Y es que fue a las órdenes de quien se trataba del coordinador de ciclo de la Real Sociedad en Zubieta con quien la escuadra de Irún logró el último gran trofeo de su palmarés: la Copa Federación de 2015.

Es por ello, en parte, por lo que siempre se tuvo un gran recuerdo de Zulaika en el Real Unión, al que dirigió durante los cursos 2014/15 (saldado con disputa de la fase de ascenso a Segunda B) y 2015/16 (quedó a punto) en calidad de cedido por parte de la formación donostiarra.

De Zulaika, que llega libre y firmó por dos temporadas, no se espera precisamente que meta más trofeos en unas vitrinas en las que ya hay cuatro Copas del Rey. Sin embargo, y a la vista de su ambición, no se descarta cualquier otra cosa. El club no compite en Segunda A desde 1960 y de eso ha pasado ya mucho tiempo.