Sanlúcar mantiene al Ebro invicto con un vestuario sin torpedear

El gaditano es el líder natural de la formación aragonesa, que ha sido capaz de ganar al líder Calahorra y va a esperar a la evolución de los lesionados antes de tomar decisiones sobre el mercado

0
168

El primer balance que se puede hacer a la labor del gaditano Manolo Sanlúcar en el CD Ebro es de notable. Y todo, por diversas razones. La principal es que la formación aragonesa se mantiene invicta. Y eso supone que esté fuera del corte del descenso ocupando la sexta posición de un grupo de diez. Bien es cierto que el equipo del que también fuera entrenador del Algeciras, del Villanovense, del Real Murcia y del Atlético Malagueño no está más alto porque empató tres de los cuatro partidos disputados (SD Logroñés, Osasuna B y Ejea), pero no es menos verdad que el encuentro que ganó fue el único que perdió el líder Calahorra.

En todo ello ha ayudado que Sanlúcar esté al mando de un vestuario en el que existe sintonía máxima y predisposición total para sacar adelante los partidos. En este sentido, el que fuera jugador del Xerez, del San Fernando, del Ciudad de Murcia, el Alcalá o el Portuense se está valiendo de su liderazgo natural para que los futbolistas crean en lo que hacen. Por ejemplo, a Sanlúcar le acarreó numerosos problemas en el colectivo que dirigió en el Real Murcia que alguien le filtrara a dos o tres jugadores que el técnico no contaba con ellos. Y eso acabó desencadenando que en el vestuario se creara un ambiente muy tóxico.

Hasta donde ha podido saber ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA Sanlúcar ni se ha parado a pensar en las posibilidades que le puede brindar el mercado. Está recuperando poco a poco jugadores lesionados y quiere saber hasta dónde pueden dar de sí. Además, entiende que le quedan cinco partidos por delante y que no es momento de pararse a pensar eso.