Romo se llevó una pitada de la afición del Racing pese a ganar

A la afición de El Sardinero le molestó que el técnico retirara del campo a Pablo Torre para guardar la renta y como consecuencia se produjo música de viento

0
443
Entrenador
Guillermo Fernández Romo, en un entrenamiento. /FOTO: RACING SANTANDER

El Racing de Santander consiguió ante el Calahorra la victoria por 1-0 que le permite encadenar tres jornadas sin perder en el grupo I de la Primera RFEF, en la que parcialmente ocupa la tercera posición de la tabla clasificatoria con trece puntos a su favor.

Sin embargo, este éxito que viene a unirse a la victoria sobre el DUX Internacional (2-0) y el empate en O Malata ante el Racing de Ferrol (1-1), no impidió que el técnico Guillermo Fernández Romo se llevara una pitada de la afición del Sardinero. Incluso, en un momento en el que la formación cántabra ya iba por delante en el marcador gracias al tanto en el minuto 72 de Cedric Omoigui.

Y es que en el minuto 78 retiró del campo a Pau Torres, un centrocampista de 18 años con mucho talento ofensivo que es de los preferidos de la grada. Con él también se marchó Íñigo y entraron Isma López y Fausto Torres, lo que era una apuesta clara por resguardar la renta y sin embargo el Calahorra tuvo ocasiones para haber igualado.

La grada se temía que pasara esto y de ahí a la música de viento que tuvo que escuchar Fernández Romo.