Rodri, sin complejos en el Compos frente a Yago Iglesias

"Si puedo quedar de primero no quiero hacerlo de quinto, pero lo que me preocupa es ser un equipo competitivo y que tenga carácter", advierte el técnico del Compostela

0
304

Rodrigo Veiga, Rodri, afronta mañana su estreno como entrenador al frente de la SD Compostela con responsabilidad, pero sin complejo alguno a la hora de reconocer que en cierta manera va a ser una prolongación de Yago Iglesias. Del técnico del que fue auxiliar durante la friolera de cinco temporadas y con el que comparte ideas y tipologías.

De hecho, en vísperas al partido ante el Pontevedra, el preparador ha significado que «este año ganamos un poco de fondo de armario. Vengo de estar cinco años con Yago, donde teníamos muy buena sintonía, porque teníamos ideas parecidas en cuanto a idea de juego y por ahí van a ir las cosas. Las ideas básicas de lo que me gustaría que se viese domingo a domingo serán parecidas. Después, evidentemente, vamos a meter matices, en base a lo que me gusta a mí y también en función de las características de los jugadores que han venido nuevos. Estamos trabajando para modificar cosillas, pero siguiendo con las ideas generales de lo que veníamos desarrollando, para que la gente se sienta identificada con el fútbol del equipo».

A la hora de formular un deseo de cara a la temporada que viene, Rodri señaló que «jugué muchos años, llevo un tiempo entrenando y lo único que le pido a los chicos es que den todo cuando salgan al campo, tanto defensivamente como ofensivamente, que salgamos a competir, a pensar y a disfrutar. Es algo que les repito mucho. Pido que cada vez que salgamos al campo, el equipo compita con la capacidad que tiene para hacerlo. Si hacemos eso, creo que estaremos más cerca de ganar más partidos que de perderlos. En cuanto a la clasificación, si puedo quedar de primero no quiero hacerlo de quinto, pero lo que me preocupa es ser un equipo competitivo y que tenga carácter, porque después, con los jugadores que tenemos, vamos a realizar un fútbol vistoso, bonito y acorde a lo que nos gusta, tanto a la afición como a lo que me pide el club».