Patxi Salinas convierte gatitos en leones

Tras cinco meses muy sufridos, el exjugador consigue el objetivo de la salvación una jornada antes de la finalización del campeonato en el grupo I de la Primera RFEF

0
598
Patxi Salinas, tras el encuentro, se dirige a la grada. /FOTO

Patxi Salinas por fin pudo respirar, tras lograr la permanencia matemática del Bilbao Athletic en la Primera RFEF. Han sido cinco meses de sufrimiento y finales, para sacar al filial rojiblanco del atolladero donde se habían metido tras una primera vuelta muy floja, que condenó a los rojiblancos a la parte baja de la clasificación. (SIGUE DEBAJO)

La evolución de los jóvenes valores de la cantera del Athletic Club de la mano del míster de San Adrián ha sido palpable, realizando una segunda vuelta con números de equipo de playoff de ascenso. El menor de los Salinas ha logrado con su trabajo diario, que un equipo bisoño y timorato haya madurado a base de exigencia hasta el punto de que algún futbolista ya les está saliendo la melena de león y comienzan a llamar a la puerta del primer equipo gracias a sus últimas actuaciones.

Remontada muy sufrida

Cabe recordar que Patxi Salinas comenzó la temporada en el Basconia, tercer equipo de los de Ibaigane y cogió al Bilbao Athletic en posiciones de descenso con trece unidades con la primera vuelta casi cumplida, relevando a un Imanol de la Sota al que no le acompañaron los resultados. Por añadido los inicios del ex del Badajoz, Burgos, Rápido Bouzas o Sant Andreu, en el banquillo con los de Lezama, no fue para tirar cohetes con un punto sumado en sus primeros dos partidos al frente del filial.

Los cachorros no mordían y les costaba imponer su calidad mucho en un grupo donde compartían protagonismo con varios conjuntos que no hace mucho tiempo podíamos ver en la Segunda división o incluso en Primera. Con todo cuesta arriba y con el tiempo corriendo en su contra, Salinas la logrado reconducir el rumbo del equipo dejándolo en el tercer escalón del futbol estatal.

Las palabras del preparador bilbaíno, a la finalización del encuentro que ganaron frente al Racing de Santander, certificando su continuidad en la categoría, nos dan una pista de lo mucho que han sufrido de puertas adentro del vestuario.

Salinas recordó que en la segunda vuelta han sumado treinta y dos puntos, guarismos de equipo de la zona alta y que el sufrimiento ha ido creciendo de semana en semana. También reconoció que, a pesar de la juventud de su plantilla, entre ellos hay varios futbolistas en edad juvenil, su comportamiento y trabajo ha sido excepcional. Congratulándose porque en Lezama hay una cantera maravillosa que podrá continuar fogueándose en próximo año jugando contra clubes de gran entidad.