Confidencial: Patricia Rodríguez, importantes voz y voto para las decisiones deportivas

La CEO del Granada CF, que aseguró que no ficharía ningún jugador de Promoesport, se pronuncia sobre todo tipo de cuestiones, pese a que sólo se le refieren las ejecutivas, a la vez que ya ha dejado caer en varias ocasiones que su mando tiene fecha de caducidad. Que es ave de paso

0
513
Entrenador
Patricia Rodríguez, en el despacho de operaciones del Elche. /FOTO: ELCHE CF

Nos ha costado corroborarlo, pero es tal y como lo contamos. Quien piense que la donostiarra Patricia Rodríguez está entregada única y exclusivamente a las tareas gerenciales que siempre le fueron propias y se ajustan a su perfil profesional se equivocan de lleno. Pero total y absolutamente. Porque en la práctica está al mando de un grupo de trabajo que efectivamente ha elegido ella -los fichajes de Robert Moreno, Pep Boada y David Comamala no le han venido impuestos por nadie- y en el que, por ejemplo, las decisiones de mercado se discuten abiertamente teniendo la opinión de ella un peso muy relevante. Y para corroborarlo no hay más que llamarla, porque suponemos que va a decir la verdad. Para bien o para mal, la estructura deportiva que ha habido que formar en el Granada CF tiene su firma.

Patricia Rodríguez tiene fecha de caducidad en el Granada FC.

Esta cuestión hasta ahora había quedado un poco en el aire. Y todo pese a que la naturaleza de su cargo de CEO incluye evidentemente atribuciones deportivas. La prueba está en que muchas de las entrevistas que se le han hecho han sido enfocadas a sus desarrollos ejecutivos. Pues que se les borren las dudas. Si Maximiano era mejor o peor portero que Sergio, o si el Granada CF necesita un volante organizador o un central -por poner sólo unos ejemplos- son cuestiones en las que Patricia se pronuncia sin complejos, aunque luego puedan crearse situaciones complejas. O más bien contradictorias. Por ejemplo, hoy el diario IDEAL avanza que existe un alto grado de posibilidades de que el Granada CF fiche a Rochina, pese a que Patricia Rodríguez siempre aseguró que bajo su cargo no llegarían futbolistas de Promoesport para que no diera la sensación de ‘negociete’ por la presencia en el staff técnico de quien en Oviedo mismo está visto como el tentáculo de la agencia de representación en los despachos de fútbol.

De quien en Granada esta llevando la batuta en la sombra de la dirección deportiva. Porque aunque hemos descubierto que Comamala y Pep Boada van a piñón partido, seguimos insistiendo en que es el primero el motor de la sección. Quien quiera corroborarlo  debería saltarse la oficialidad y pulsar opiniones en el proceloso mundo de los representantes. Boada da la cara, Boada sabe de todo, está puesto de todo y opina de todo, pero aunque pase por ser tal no es el típico director deportivo al uso, como ya venimos avanzando en ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA. Es más, y no se lo pierdan, en el mundillo del fútbol lo que se opina es que Patricia tiene muy considerado a Comamala, lo que refuerza la tesis de que a la hora de montar la estructura tuvo sobre ella una influencia muy importante Rodri Bastier, uno de los tres socios de Promoesport.

Y ahora viene la parte que no creemos que ni siquiera la propia Rodríguez sea capaz de admitir.  Al loro: nos cuentan poderosos hombres de fútbol que es ella misma la que dice que su paso por el Granada CF tiene fecha de caducidad. Que es ave de paso. Y esto ya no sabemos a qué corresponde exactamente, mientras que sí hemos detectado en el club una paulatina ‘desgranadinización’ y una llamativa ‘tebastización’ .

El caso es que como sabemos que es así, lo decimos sin complejos. Este portal sufrió duros ataques cuando informó en exclusiva de otras cuestiones peliagudas -que MediaBase volvía a tener un papel muy decisivo- o simplemente deportivas -que Diego Martínez estuvo cerquísima del Valencia, que Boada apuntaba a la dirección deportiva, que Domenec Torrent era alternativa a Robert Moreno, que se había pensado en Bacca para la punta de lanza, que Maximiano era la opción para la portería o que Rubén Torrecilla iba a renovar en el filial- pero nos dan igual los ataques y las obstrucciones, que las está habiendo. Nos mueve sólo la tarea de informar. Y con independencia total partiendo de la premisa de que para verdades, el tiempo.