Nacho Castro, como último ingrediente de un curioso ‘potaje’

El extécnico del Andorra firma en el San Fernando, donde se encuentra con un presidente sin experiencia y un director de fútbol que llega de Italia para sorpresa generalizada

0
894
Entrenador
Nacho Castro, da una indicación. /FOTO: TWITTER

El técnico de Ávilés Nacho Castro, ex del Andorra, se convierte en el último ingrediente del curioso potaje que han formado en San Fernando, un conjunto que vendió la pasada temporada que con llegar a la Primera RFEF le bastaba y que después de conseguirlo lo primero que hizo fue destituir al entrenador Jovan Stankovic.

Nos vamos a la cúspide, donde encontramos un presidente sin más experiencia conocida en fútbol que la que atesoró el curso pasado. Estamos hablando de Louis Kizinger, quien como primer paso se trajo como director de fútbol a ¡¡¡un italiano!!! que jamás ha trabajado en España: Filippo Fusco. De él, Transfermarkt dice que fue director deportivo del equipo sub 19 de la Juventus, donde también ejerció como asistente de los jugadores cedidos. Aparte fue director deportivo del Hellas Verona y Bolonia. Una incorporación sorprendente que ha dado mucho que hablar, dado que se le presumen muy escasos conocimientos, por no decir nulos, del fútbol de ‘clase media’ español.

Como director deportivo se mantiene Alberto Achirica que es quien se presume que seleccionó al técnico y parece que tiene mucho miedo a que lo destituyan, después de que su labor del curso pasado fue de aprobado alto como poco. Eso sí, más palos no pudo llevar y Kizinger, de quien dicen que es de personalidad débil y manipulable, parece que se dejó llevar y lo tiene en el filo de la navaja.

Por su parte, Nacho Castro hizo un gran trabajo en el Andorra pero con anterioridad no había trabajado en Segunda B, sino en el filial del Girona y en la UD Horta.

Eso sí como jugador desarrolló una amplia carrera que le llevó a jugar por el Avilés Industrial, el Barcelona B, el filial del Deportivo, el Real Murcia, el Jaén, el Ávila, el Zamora, el Lanzarote, el Recreación y el Logroñés CF. Doce equipos.

Total, si todos los conjuntos suelen apostar por gente bragada y experta, en Bahía Sur han conformado un cuadro pintoresco. Si triunfan, puerta grande. Si fracasan tendrán que darse una buena pensada. Presupuesto de ascenso.