Míchel sigue haciendo planes a largo plazo en el banquillo del Huesca

«En estos cinco partidos que vienen tenemos que meternos de lleno en la competición. Será un mes determinante. Tenemos que conseguir mínimo diez puntos", dice el madrileño

0
69
Entrenador
Míchel da una instrucción en el desarrollo de un encuentro. /FOTO: SD HUESCA

Hace bien. El entrenador de la SD Huesca, Míchel Sánchez, no se quiere dar por enterado que después de once partidos sin ganar su crédito se está acabando, según diversas informaciones en medios. De hecho, en su comparecencia de prensa previa al encuentro de mañana ante el Granada CF lo que ha hecho ha sido echar la vista al frente y hacer una estimación de lo que puede necesitar su equipo hasta final de año para llegar a 2021 en condiciones reales de obtener la permanencia.

«En estos cinco partidos que vienen tenemos que meternos de lleno en la competición. Será un mes determinante. Tenemos que conseguir mínimo diez puntos para volver a meternos en la pelea. Las oportunidades se están acabando«, reconocía el míster.

Para el madrileño, gran parte de los males se deben a la pérdida de la identidad. «Esta semana hemos incidido mucho en la falta de competitividad que hemos reflejado en las últimas jornadas en comparación con las seis primeras. No hemos generado tantas ocasiones y los rivales se han acercado con mayor peligro a la nuestra. Y este, no puede ser».

Míchel achaca gran parte de culpa a la ansiedad por «la inmediatez de ganar» algo que no debe «confundir en cómo debemos hacer las cosas». Todo pasa por volver a ser un equipo de posesión ya que ha incidido en que «la plantilla está hecha para controlar el juego».