Mendilibar: “De crío me hice de la Real Sociedad por cabezonería”

“Jabo Irureta fue el que más me influyó para ser entrenador, pensé que tenía que seguir manteniendo a la familia”, dice el actual técnico de la SD Eibar

0
487
Entrenador
Jose Luis Mendilibar, en plena rueda de prensa. /FOTO: SD EIBAR

El actual entrenador de la SD Eibar José Luis Mendilibar ha sido objeto de una muy interesante entrevista en El País en la que confronta ideas con el seleccionador Vicente del Bosque. Y en la que por ejemplo revela que de joven él de quien era realmente era de la “Real Sociedad, por cabezonería y llevar la contraria”. O que siendo jugador del filial del Athletic de Bilbao jugó un “solo amistoso con el primer equipo” pero lo hizo “muy mal y ya no me llamaron más”. Destacamos aquí por bloques temáticos algunos algunas declaraciones destacadas de este que sin tanta floritura y llamándole al pan, pan, y al vino, vino se ha convertido en uno de los grandes del oficio.

AFICIÓN DE CHAVAL. “De crío eres de un equipo y una cuadrillita de amigos nos hicimos de la Real. No era todavía la época de la Real campeona. Me hice por cabezonería y por llevar la contraria”.

COMO JUGADOR:Es verdad. Era tecniquillo, rapidillo… Era todo en illo. No me daba para llegar a Primera. Me faltaba un poco, bueno, bastante casta. Desde que comencé a entrenar en Preferente, mi pensamiento fue que a esos que son tecniquillos y rapidillos les tengo que imprimir la casta para que lleguen donde no llegue yo. Jugué un amistoso solo con el primer equipo del Athletic siendo jugador del filial con Iñaki Sáez de entrenador. Jugué muy mal y no me llamaron más. Ni para entrenarme”.

PASO A LOS BANQUILLOS. Hasta los 24 años solo pensaba en jugar al fútbol, pero no pensaba en los demás, solo en mí. Fue con Irureta de entrenador cuando ya empecé a pensar en el fútbol global. Me entró el gusanillo. Pero los títulos los saqué tarde. Con 33 años. Jabo fue el que más me influyó. Pensé que tenía que seguir manteniendo a la familia y lo que había hecho toda la vida era el fútbol”.

ETAPA EN EL ATHLETIC. “Cuando llegué al Athletic pensaba que me iba a ir bien. Conocía a jugadores que había tenido antes. No sé por qué, pero no entré bien en ese grupo. Y estuve 10 jornadas. Me dieron poco tiempo pero los resultados eran los que eran. El Athletic es un club que siempre mira para arriba y la afición no sabe estar de la mitad de la tabla para abajo. Lo peor es que la familia también lo pasa mal, casi peor que tú, que estás dentro. Fue la primera vez que me echaron de un equipo y un amigo me dijo: “Ahora ya eres entrenador de verdad”.

¿ESTÁ ANTICUADO POR SER TRADICIONAL? No lo creo, pero me hacen ver que sí. Vas a dar una charla y te hacen unas preguntas que no entiendes. Te empiezan a hablar de intervalos y cosas raras que nunca he escuchado en mi vida… ¿De qué me están hablando, de fútbol o de qué?”

 

No deje de leer AQUÍ esta interesante entrevista en EL PAÍS