Mandiola: a seguir triunfando como la San Miguel, pero ahora en el sur

0
766
Entrenador
Mandiola, tras la barra del Katu Kale. /FOTO: DIARIO VASCO.

Javier ‘Manix’ Mandiola, uno de los técnicos más respetados y entrañables del balompié vasco, siempre tuvo claro que no debía poner todos los huevos en la misma cesta. En términos generales, los resultados siempre le acompañaron, pero sabía que un resbalón como el que sufrió el curso pasado -a donde llegó tras quedar dos veces campeón en el Atlético Baleares- le podían hacer caer en el olvido. Es por ello por lo que hace quince años invirtió en hostelería y se convirtió en el propietario de uno de los bares más frecuentados de su Eibar natal, donde siempre se le recordará por al ascenso a Segunda A en el curso 2006/07. (SIGUE DEBAJO)

La Federación Española de Fútbol distingue a ENTRENADORES

El establecimiento se llama Katu Kale y no hay más que espiar por internet para observar que las referencias de los clientes son muy buenas. Riqueza en la variedad de cerveza, en todo tipo de licores, buena cocina y ambiente familiar hacen brillar a este local en el que ‘Manix’ supervisa, pero lo que hace es también cultivar una íntima ambición profesional ahora que se encuentra en el bache calculado.

Y es que después de una carrera fundamentalmente labrada en los equipos del norte, Mandiola tiene la inquietud de ejercer en el centro o el sur de España. Generalmente triunfó como la cerveza San Miguel – aparte de los éxitos narrados quedan tres fases de ascenso a Segunda A más con el Real Unión de Irún, con el Eibar (pero sin premio) y con el Tudelano- y a sus 60 años de edad siente que está en el punto de madurez apropiado. Como Manuel Pellegrini, como Pepe Mel, como Juan Ignacio Martínez…

Se le agotan las anécdotas que cuenta a sus clientes y piensa que ha llegado el momento de renovar las batallitas.