Los nuevos desafíos de Martín González

El exjugador de Osasuna y Rayo, además de exdirector deportivo del propio cuadro navarro, del Real Zaragoza y del Oviedo, tratará que el Getafe CF regrese a Europa pese al bocado que ha sufrido en el límite presupuestario

0
437

Después de convertirse en santo y seña del Atlético Osasuna, y de completar labores más que notables en el Real Zaragoza y el Real Oviedo, el madrileño Martín González se encuentra en la actualidad inmerso en la lucha por resolver los nuevos desafíos de su carrera, la que le ha llevado a los despachos tras hacerle deslizarse por el césped y por los banquillos. Quizás se traten de los retos más importantes. Aquellos a que se enfrenta desde que en marzo de 2019 se convirtió en el nuevo director deportivo del Getafe para las tres próximas temporadas. Y lo cierto es que el ‘Oso’, que es así como se le conocía en su etapa como jugador, no lo tiene sencillo. El listón se lo marcó su predecesor en el cargo Nico Rodríguez, que con un límite presupuestario de 39,8 millones consiguió que los de Bordalás acabaran quintos en Liga y se clasificaran para la Europa League al término del curso 2018/19. Pero el bocado que han recibido los getafenses en este curso (52,59) con respecto al anterior (56,28), en el que ya ni siquiera pudieron obtener billete para el torneo continental, es más que indicativo de la dificultad que entraña su tarea.

Hagamos un poco de historia. Martín González (28/04/1964) fue centrocampista del Castilla antes de estar enrolado diez temporadas en el Osasuna durante la década de los ochenta y los noventa. También jugó dos campañas más en el Rayo Vallecano, pero fue realmente en el cuadro pamplonica donde dejó huella. De ahí a su vuelta tras retirarse a los 32 años.  Se unió al club de Navarra  omo segundo entrenador de Martín Monreal, aunque también ejerció de ayudante de Miguel Ángel Lotina y el ‘Vasco’ Aguirre hasta que dio el salto a la secretaría técnica, parcela en la que estuvo hasta el año 2013, que es cuando presentó su dimisión.

De Osasuna pasó a la dirección deportiva del Zaragoza en el año 2014, allí estuvo dos campañas y casi consigue el retorno del conjunto aragonés a Primera merced a una buena planificación que supuso la incorporación de Borja Bastón, Willian José o Ruiz de Galarreta, entre otros. Pero tras una eliminatoria frente a Las Palmas en el playoff de ascenso a la categoría reina, fueron los isleños los que lograron subir. Tras la decepción de no lograr ese ansiado ascenso y otra campaña al frente de la dirección técnica del Zaragoza, en 2016 Martín González fue cesado junto a Ranko Popovic (la apuesta del madrileño para el banquillo del club aragonés) por el Consejo de Administración.

El Real Oviedo fue su siguiente destino y último hasta recalar en el organigrama del Getafe. Martín González llegó a Oviedo para cubrir el hueco que dejó Carmelo del Pozo, y así poder mostrar su experiencia y conocimiento de la Segunda. Allí coincidió con Fernando Hierro, que no cuajó como técnico, y el director deportivo eligió a Anquela para ocupar el banquillo, con el que se estabilizó el asunto.

¿Conseguirá Martín González superar en el Alcorcón un listón que le dejaron muy alto? El tiempo dirá. Pero a la espera de igualar sus grandes resultados como jugador -pues actuó en Primera la friolera de once temporadas- lo que es más que probable es que como director deportivo tenga más futuro que como entrenador, a la vista de los resultados.