Los hombres de fútbol que redujeron los índices de siniestralidad en los banquillos

A estas alturas de la temporada pasada ya se habían producido tres relevos de entrenadores, mientras que en ésta sólo uno por la paciencia de Ronaldo, de 'Petón' o de Quico Catalán, aunque la paciencia de estos dos últimos en el Huesca o el Levante puede que esté llegando a su fin

0
142
Ronaldo, siempre con una sonrisa en la boca

A su paso por el FC Barcelona y el Real Madrid, el brasileño Ronaldo Nazário no sólo se trató del futbolista que marcó en la Liga española la concepción de lo que debía ser un gran delantero en los rectángulos de juegos. Por movimientos, calidad, rapidez, o precisión en la ejecución en los movimientos. Y ahora que se dedica a ser propietario del Real Valladolid está marcando otra tendencia diferente que por paciente, y a la espera de un mayor número de partidos para comprobar si es acertada o no -por ahora sí-, ha ayudado a reducir considerablemente los índices de siniestralidad en los banquillos.

Entrenador
Petón, figura dentro pero también fuera del campo. /FOTO. LFO

Especialmente a lo que se refiere a la pasada temporada. Y en este sentido hay un dato comparativo que es harto relevador. A estas mismas alturas de competición, en el curso anterior ya se habían producido tres relevos en las banquetas de la máxima categoría española, mientras que en la actual sólo uno. Y eso es también por la mesura con la que José Antonio Martín ‘Petón’, o Quico Catalán, han afrontado los malos resultados del Huesca o el Levante, aunque en sus casos parece que la paciencia está llegando a su fin.

Hacemos memoria y recapitulamos. Transcurridas once jornadas del campeonato 2019/20, ya habían perdido su puesto el asturiano Marcelino García Toral –sólo tres partidos en el Valencia para ser sustituido por Albert Celades–, el barcelonés David Gallego –ocho en el Espanyol que dieron paso a un nuevo ciclo de Pablo Machín– y el argentino Mauricio Pelegrino, aunque éste por su voluntad ya que presentó renuncia tras el noveno en el Leganés y así fue cómo se inició el mini ciclo de Luis Cembranos.

Entrenador
Quico Catalán, a la izquierda, con Paco López. /FOTO: LEVANTE UD

Pues bien, si hacemos comparativa con lo sucedido en esta campaña observaremos que sólo un preparador ha perdido el trabajo. Y curiosamente, sin ser el que peor lo estuviera haciendo. Al menos en términos de resultados. Estamos hablando de Óscar García Junyent, que tras nueve partidos, de los que sólo ganó uno, se encontró sobre la mesa con la carta de despido del presidente Carlos Mourinho (con una habilidad sorprendente para excluir a su figura de la responsabilidad de este tipo de decisiones). Por el contrario, no ha habido más destituciones porque Ronaldo tuvo una calma admirable para esperar hasta el noveno choque  a que Sergio González consiguiera el primer triunfo del Real Valladolid, lo que hasta ahora le ha salido genial al sudamericano porque es que desde entonces los blanquivioletas no han vuelto a perder.

A la misma par que Ronaldo también fueron tragando mucha saliva el presidente del Levante Quico Catalán y el mayor responsable deportivo de la SD Huesca José Antonio Martín ‘Petón’, quienes han hecho gala de una paciencia admirable para soportar que Paco López o Míchel sólo hayan logrado una victoria y ninguna hasta el momento. Aunque todo tiene un límite y puede que esté por agotarse más pronto que tarde. Por lo pronto, a los hombres de fútbol que son Ronaldo, ‘Petón’ y Catalán no hay quienes les quite que han logrado revertir la tendencia. Bienvenida la mesura al mundo del fútbol.