Lopetegui brinda con Aimar y Ruggeri por la Europa League

El entrenador del Sevilla FC es reunido telemáticamente con quien fuera su entrenador y compañero en el histórico CD Logroñés en un espacio de Fox Sports que es para el absoluto disfrute de la hinchada de Las Gaunas

0
153
Encuentro de ex del CD Logroñés
Julen Lopetegui a bajo a la izquierda, Aimar arriba a la derecha y Ruggeri, arriba segundo por la izquierda

Tenemos constancia. Por haber podido presenciar en directo el acto, más de una, más de dos y más de tres docenas de miles de aficionados de La Rioja hubieran estado dispuestos a pagar. Tomen nota, especialmente en Logroño, porque no tiene el más mínimo desperdicio. El entrenador del Sevilla FC, y exguardameta del mítico desparecido CD Logroñés, Julen Lopetegui, ofreció hace sólo unos días una amplia y distendida entrevista telemática para la cadena argentina Fox Sports. Y ojo, porque lo cierto es que en el espacio lo hicieron coincidir con un ex compañero suyo como Óscar Ruggeri y un ex entrenador que tuvo en la histórica formación de Las Gaunas: Carlos Aimar. Y lo cierto es que con la emotividad del momento, el que fuera un gran arquero se abrió ante ellos explicando cómo ha alcanzado el máximo éxito en el Sevilla después de sus anteriores aventuras frustradas. Fue una entrevista de culto para los seguidores del cuadro blanquirrojo, con bromas y con confesiones propias de quienes compartieron vestuario y sufrimientos.

«Me acabáis de pillar entrando por la puerta», confiesa de inicio Lopetegui. «Acabo de llegar a Zarauz, en el País Vasco, cerca de mi padre, y vamos a pasar aquí los pocos días de vacaciones que tenemos este año, siete u ocho nada más, porque tenemos que preparar ya la Supercopa y para la Liga, en este momento tan complejo en el que todos tenemos que hacer un esfuerzo diferente para adaptarnos, jugadores, técnicos, instituciones, clubes, es una situación compleja con la que todos tenemos que convivir», señaló con total naturalidad.

Y Carlos Aimar salió rápido al paso. «Hola, Julen, ¿cómo estás, campeón? Me alegra muchísimo que las cosas te vayan muy bien, porque vos, aunque eras arquero, dentro del campo eras muy inteligente en cuanto al juego y a las opiniones».

«Nos tenemos un cariño mutuo, tú eres uno de los responsables», le replicó Lopetegui. «A mí el virus de entrenar me entró cuando te conocí a ti. Empecé a sacarme el título de entrenador en Logroño, pero me entró esa inquietud justo el año que tú viniste a entrenarnos a nosotros”. «Te copié algunas cosas, pero no las puedo decir aquí», añadió el exseleccionador nacional. «Tú nos hacías trabajar con los centrales y me quedó con las situaciones límites, cuando ya todo no ha funcionado, entre los dos, portero y central, tenéis que cubrir más metros del pase atrás. Habitualmente sale al extremo derecho que ha ganado la línea de fondo y el central está detrás, y con un tiro nos mata a los dos, y nos insistías mucho en mantener una distancia de dos o tres metros y eso dificultaba ese pase atrás y daba tiempo a que llegasen otros compañeros. Y es una situación límite que he utilizado en algunos equipos, sí».

Como es obvio, en el espacio Lopetegui terminó hablando de todo. Incluso de las lágrimas que se escaparon cuando llegó el pitido final de la Europa League y se confirmaba la derrota del Inter de Milán. «En ese desahogo hay una emoción, una emoción positiva. Cuando confluyen las emociones la razón se aparta y no sabe explicar uno el porqué. Me imagino que detrás están las muchas horas de dedicación y trabajo, de ilusiones, alegría por la emoción de tu gente, que te ha ayudado y que sufre como tú o más en los momentos duros, y que se alegran más que tú incluso. Por mucho que fueran lágrimas había mucha alegría. Ese abrazo con Éver -le ponen la imagen de la final-, ese pedazo de futbolista y profesional. Yo sabía que se iba a ir y yo le decía que lo imaginaba levantando esa copa y él asimiló ese reto. Me imagino que iban por ahí todas esas emociones».

 

Como somos conscientes de que una imagen vale más que mil palabras… delen al play