Literal: Raúl Agné, el técnico que trabajó de camarero y cocinero durante la pandemia

El zaragozano, hoy técnico del Nástic de Tarragona, desvela que tras su salida del Córdoba se dedicó a “trabajar al máximo” en “un negocio de hostelería que regentamos”

0
1847
Raúl Agné, en el transcurso de un partido. /FOTO: ABC

El zaragozano Raúl Agné ha regresado a los banquillos después de hacer un paréntesis a la carrera que le hizo estar al mando de equipos como el Girona, el Recreativo de Huelva, el Tenerife, el Real Zaragoza o el Córdoba. Su fichaje por el Nástic de Tarragona, de la Primera RFEF, ha hecho renacer su pasión por el balompié y sobre todo ha acabado con la pesadilla que vivió durante la pandemia, en la que no se le cayeron los anillos para ejercer de camarero o cocinero. Literal y explicado así en una entrevista en el Diari de Tarragona.

Mejora día a día como Entrenador  ¡Infórmate!

“Dejé de trabajar en Córdoba (por la pandemia) y al día siguiente nos confinan a todos en casa. Apareció el Covid-19 que fue un golpe duro a nivel sanitario y económico. Nosotros regentamos un negocio de hostelería y me he dedicado con mi mujer a trabajar al máximo, haciendo de todo, bricolaje, camarero, cocinero, por el negocio para poder sacarlo hacia adelante”, explica quien de esta manera justifica que “he estado muy al margen del fútbol. Tuve un par de propuestas. Una del extranjero y dije que no. Veía los partidos por la tele, con los campos vacíos, sin gente, y no me aportaba”, ha comentado el aragonés sin complejos. Con valentía y un par.

Por otro lado, cuando se le recuerda que ha trabajado en equipos de exigencia máxima, Agné confirma que efectivamente “he estado en plazas muy duras pero es que además en circunstancias muy duras. No es lo mismo estar en Zaragoza más cerca del descenso que del ascenso o en Tenerife en descenso. Llegas a sitios que son un volcán. En el sur el entorno del fútbol es extremadamente duro. Me ha curtido y enseñado a relativizarlo mucho”.