Las horas bajas de Uribe

El Lanzarote firmó al técnico asturiano con la idea de que lo suba a la Segunda B, pero hasta ahora ha perdido los dos primeros choques y se encuentra en el furgón de cola

0
43
Uribe, en su presentación con el equipo canario. /FOTO: UD LANZAROTE

El asturiano Iosu Uribe no ha tenido precisamente un buen comienzo en el Lanzarote, conjunto del grupo 12A de Tercera con el que se comprometió una vez que se oficializó su salida del Xerez DFC. De hecho, el asturiano se encuentra en horas bajas porque es que no ha sido capaz de sumar ni un solo punto en los dos primeros partidos. Si en el del debut ante la UD Guía perdió por 2-1, en el celebrado en esta jornada frente al CF Union Viera el resultado ha sido el mismo, pero a la inversa (1-2). Y eso ya ha despertado las primeras críticas contra el preparador que lo fuera, entre otros, de Las Palmas, Getafe, Elche CF, Hércules, Alavés, Eibar, Cultural Leonesa, Avilés o Melilla.

El tema está en que Iosu Uribe fue contratado para tratar de llevar al Lanzarote a la Segunda B. Los insulares llegaron a estar diez campañas en la categoría de bronce, nueve de manera consecutiva y quieren recuperar cuanto antes los laureles perdidos. Máxime teniendo en cuenta que son ya diez los años que han pasado desde que el equipo está en Tercera y sobre todo teniendo en cuenta que la próxima temporada entra en funcionamiento la Primera RFEF. Y claro, si el Lanzarote no sube es como si realmente descendiera, porque es que la Tercera ya no será la cuarta división del fútbol nacional, sino la quinta.

 

«El objetivo es meterse arriba. De esos once equipos del grupo habrá seis o siete que partan con la misma meta así que no será sencillo. Tenemos un buen equipo y se ha trabajado bien, empezando por las renovaciones hasta las incorporaciones», dijo Uribe en una entrevista para Lancelot el pasado 2 de octubre. Pues ojo que las palabras se le pueden volver en contra.