La trastada de Pedro Buenaventura

El sevillano da fin a su crisis de resultados en el Sanluqueño con una victoria que complica enormemente las posibilidades del Betis B de disputar la promoción de ascenso a Segunda

0
1008
Entrenador
Pedro Buenaventura, entrenador en rueda de prensa. /FOTO: CADENA SER

El sevillano de 55 años Pedro Buenaventura protagonizó este pasado domingo una de las verdaderas trastadas de la competición en Segunda B. Y todo, porque eligió al filial del Real Betis, conjunto en el que fue despedido tras la llegada de Antonio Cordón, como víctima propiciatoria para dar por finalizada la crisis en la que se encontraba en el Atlético Sanluqueño. En el equipo del grupo 4C de Segunda B en el que tomó el relevo del destituido por sorpresa Romerito y en el que las cosas le estaban yendo de mal a muy mal.

Recapitulemos. Pedro Buenaventura ha estado en varias ocasiones vinculado al club verdiblanco. Por ejemplo, en la campaña 2004/05 fue el entrenador de su segundo equipo. Y en un ciclo que inició en julio de 2014, y que acabó en octubre de 2020, empezó siendo director de cantera para acabar simultaneando esta labor con la de secretario técnico.

Las incertidumbres de Salva Ballesta

Pues bien. Tras hacerse cargo del Sanluqueño, el equipo en el que había ejercido como técnico en otras dos oportunidades (de 1989 a 1991 y 2013/14), los resultados no le acompañaron. Tres derrotas en otros tantos partidos no sólo pusieron en tela de juicio su llegada sino que también la medida anterior de que la entidad hubiera destituido a Romerito.

Total, que este domingo Buenaventura le dio un giro a esta trayectoria consiguiendo la primera victoria de su ciclo (2-1). Y precisamente fue frente a un Betis B al que mermó enormemente las posibilidades de disputar la promoción de ascenso a Segunda A. Y todo, partiendo de la evidencia de que las propias del conjunto de Sanlúcar eran muy reducidas.

De modo que estando en la quinta plaza con 36 unidades, el equipo de Manu Ruano se jugará en la última jornada su pasaje a la promoción frente al San Fernando, que es tercero, con 38. Pero sabiendo de que no depende de sí mismo, sino que para clasificarse deberá ganar a los isleños y esperar un tropiezo del Algeciras para meterse en el ‘play off’ de ascenso a la División de Plata.

Y eso será por gentileza o la trastada de Buenaventura.