Rodríguez hace la vista gorda ante el escándalo nacional del partido ante el Betis

Ni la directora general del Granada ni Paco Ceballos, jefe de comunicación, han pedido disculpas al técnico Roger Lamesa ni a la plantilla del Granada, donde no gustaron en absoluto los comentarios machistas y faltos de preparación, del comunicador. Tampoco se han disculpado ante las aficiones, no nos consta que con el Betis, ni han presentado la dimisión

0
5428
SIN INCOMODIDADES. Patricia Rodríguez, en una comparecencia pública. /FOTO: GRANADA CF

Seguro que han tenido noticias del lamentable acontecimiento porque se hicieron eco de él numerosos medios de comunicación nacionales como Marca, El Español, La Vanguardia, La Razón, o la Cadena Cope.

El pasado miércoles se disputó en el estadio Nuevo Los Cármenes el encuentro correspondiente a la tercera ronda de la Copa de la Reina entre el Granada CF y el Real Betis, vencido por las verdiblancas con el resultado de 0-1.

Pero más allá del resultado, lo que dejó huella del encuentro fueron los comentarios de la producción televisiva, que fue proyectada por el Granada CF, a través de sus diversos medios, y TG7, ni más ni menos que la emisora de televisión del municipio. La que pagan todos los granadinos con sus impuestos.

Fueron realizados por el comunicador deportivo P. L. C. y escandalizaron en todos los puntos de España no sólo por algunas de sus expresiones tildadas de machistas –“la jugadora de color”, la “jugadora de la coleta»- sino que también por el elevado grado de desconocimiento del formato de competición –hubo varias confusiones como que el encuentro era de la “segunda ronda” –. Pero lo cierto es que la cosa no quedó ahí, no, los comentarios también han creado clamor por un partidismo absoluto en favor de las locales. Y bien que lo pagó quien se encargó de dirigir la contienda: Espinosa Ríos.

“La colegiada no se entera. No se entera absolutamente de nada”, comenzó diciendo P. L. C. antes de añadir que “esta chica pita peligro a cualquier situación” o “desconoce el arte de la falta”.  “Ha llegado un punto en que lo único que miro a las jugadoras del Granada a ver si marca. A las del Betis ya las puedo llamar de cualquier manera”.

Bien, pues lo realmente grave, ha podido conocer ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA, vino después. Porque lo cierto es que ni Patricia Rodríguez, directora general del club rojiblanco, ni tampoco Paco Ceballos, jefe de comunicación, han pedido disculpas por el bochorno. En principio, ni al cuerpo técnico de Roger Lamesa ni a las componentes de la plantilla del Gramada CF, donde no ha gustado en absoluto lo sucedido pese a que fueron sus rivales las peores paradas. De modo que suponemos que con el Real Betis habrá sido lo mismo, porque es que a las aficiones tampoco ni mú.

Además, tampoco nos consta que ni Rodríguez ni Ceballos hayan presentado la dimisión, pese a que son tan responsables de lo sucedido como el Ayuntamiento de Granada.

A saber: el pasado 30 de septiembre el Granada CF llegó a un acuerdo con GEGSA, la empresa municipal del Ayuntamiento que gestiona la televisión municipal, para que los aficionados granadinos pudieran presenciar los partidos de casa del Granada CF Femenino en la Liga Reto Iberdrola y los del Recreativo Granada en la 2ªRFEF, a través de la pantalla grande en TG7 y en ‘streaming’ por el canal oficial de YouTube del Club. De modo que del resultado final de sus producciones son responsables tanto el club como la institución.

LA POLÍTICA DEL TERROR

Fuera de Granada lo que más estupor ha causado es que alguien de la talla de P.L.C. esté de alguna manera representando al Granada CF y especialmente  a TG7, donde es el responsable de deportes.

Pues todo sería muy fácil, aunque obviamente no se pueda demostrar y todo quede sujeto a conjeturas. Según diversos periodistas granadinos consultados por ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA todo se debería presuntamente a que “este señor saca tajada de la política de terror que desde hace ya varias décadas ha instaurado en la ciudad. Conduce un espacio en Onda Cero donde son frecuentes las críticas, críticas muy fuertes” y eso supone que “las diversas instituciones prefieran tenerlo asalariado” para que así “no sean objeto” de “los ataques”. Sin ir más lejos, Paco Cuenca, el alcalde la ciudad, es un “aficionado acérrimo del Granada CF” y sabiendo de los procederes de P. L.C. “parece estar haciendo la vista gorda. Es decir, se salva de las críticas de P. L.C. pero con el dinero que todos los granadinos invierten en su tele municipal”. Además, P. L. C. también parece hacerse valer en TG7 por «ejercer como comercial». Insistimos, esas son las opiniones que hemos recabado.

Con respecto a Patricia Rodríguez podría decirse que este sólo es un capítulo más de su pobre gestión en el Granada CF, el último equipo en presentar patrocinador en la Primera división. Llegada por recomendación del presidente de la Liga de Fútbol Profesional Javier Tebas, ha reforzado o incorporado otros elementos de la propia LFP.  Al poco de llegar promocionó a Ceballos a jefe de comunicación e incorporó como  director del área de negocio a Pablo García Sampedro, también con pasado en la LFP.

Ahora bien, la generalidad en Granada es que, como con P. L. C., se haga la vista gorda con la donostiarra. Pero no porque se le tema, sino porque a pesar de que a su llegada proclamó a los cuatro vientos que “no me gustan las filtraciones” lo cierto es que presuntamente ha hecho de ellas su principal arma para pasar por ser una buena dirigente. Y no hay más que abrir los ojos.

Eso sí, ni Patricia Rodríguez ni Paco Ceballos son conscientes de la fama que se están creando en España.