Manolo Jiménez, en exclusiva: «al Zaragoza siempre lo tengo en mi cabeza»

El técnico de Arahal, que no encuentra entrenando porque ha priorizado "el estar con la familia", admite que le han salido “varias cosas del extranjero” pero también que "quiero trabajar en España"

0
361
Manolo Jiménez cerró su quinta etapa en el extranjero. /FOTO: TIEMPO DE CANARIAS

El técnico del municipio sevillano de Arahal Manolo Jiménez se encuentra en la inactividad porque no ha querido “entrenar a cualquier precio”. Le han salido “varias cosas del extranjero” pero está priorizando “el estar con la familia”, que no es “un título que luzca en la vitrina” pero sí que es un trofeo “se valora en el corazón”. Máxime después de haber vivido durante cuatro meses la pandemia “en soledad” y haber optado por dejar Abu Dabi pese a que en el Al Whada estaba completando un muy buen trabajo. Después de una larga y carrera fructífera como preparador, este que fuera sempiterno lateral zurdo internacional del Sevilla FC dice que “quiero entrenar en España, de ahí precisamente” a que no haya vuelto ya la brecha. Y el caso es que en el territorio nacional “no descarto nada” ha dicho también en exclusiva a ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA, por lo que habrá que estar atentos.

“Ahora mismo estoy sin equipo porque así lo he querido. Yo tenía contrato en vigor con Al Whada. Pero después de los cuatro meses que estuve sin trabajar por la pandemia teniendo contrato decidí rescindir y ahora estoy esperando una buena oferta. Y que si fuera de España, pues mejor. Por eso estoy esperando más. Afortunadamente me han salido bastantes posibilidades de trabajar, pero ahora estoy disfrutando de la familia. Aunque si sale algo muy interesante sí lo aceptaré”, comenta el técnico, quien cuando se le pregunta por el Real Zaragoza, club en el que realizó una buena labor -especialmente en el curso 2011/12 con una milagrosa permanencia-, señala lo siguiente.

“El Real Zaragoza lo tengo siempre en mi cabeza y pensamientos. Creo que es un club en el que están trabajando muy bien aunque desgraciadamente no le están saliendo las cosas. Pero no depende de mí volver o no. Simplemente que nuestros caminos se cruzaron y por supuesto que no descarto que algún día se vuelvan a cruzar porque tengo muy buenos recuerdos. Allí están trabajando personas a las que tengo mucho cariño”, comenta.

También le preguntamos a Manolo Jiménez si habrá un cuarto ciclo en el AEK de Atenas, club en el que es un icono porque le hizo ganar una Liga y una Copa. “Como con el Zaragoza no descarto volver, pero eso tiene que ser también un acuerdo entre dos partes. Es un club al que le tengo muchísimo cariño, del que siempre diré que es mi segundo equipo y del que guardo también muy buenos recuerdos. Allí siempre he sido muy feliz y me han tratado fenomenal”.

El caso es que de cansarse de estar en casa, y sobre todo de arreglarse el problema de la pandemia, Jiménez no tendría reparos en cruzar nuevamente la fronteras. Especialmente, porque ya se demostró en la UD Las Palmas que irse a millones de kilómetros de distancia no tiene por qué implicar ser olvidado en su nación. Curiosamente en el cuadro insular fue destituido yendo sexto en Segunda sin que sus resultados fueron mejorados (el plantel acabó duodécimo). “Si aceptas cualquier cosa fuera en cuestión de contrato sí te puede pasar. Los entrenadores tenemos que ser respetuosos con nosotros mismos y con lo que se nos exige. Yo siempre estoy abierto a las exigencias siempre que sean razonables. No vale entrenar a cualquier precio”.