Javi Olaizola, abonado al sufrimiento

En el fin de semana en el que ha cumplido 51 años, el que fuera gran capitán del Real Mallorca vio cómo los 'potrillos' de la Real Sociedad le privaron en los últimos instantes de una victoria de mérito

1
195
Entrenador
Javier Olaizola, a la izquierda, en el momento de ser presentado. /FOTO: ARENAS

Desde que llegó al Arenas Club, el técnico Javi Olaizola ha podido disfrutar de pocas alegrías. Estuvo todo el curso pasado a remolque y  sufriendo más de la cuenta para mantener a este club centenario en la categoría de Bronce. Y en el fin de semana en el que ha cumplido 51 años  tampoco ha podido celebrarlo con la plenitud que se merecía la ocasión.

El equipo venia en una buena dinámica y asomando la cabeza tras una buena racha de resultados. Tenían enfrente a la Real Sociedad B uno de los favoritos al ascenso en el grupo 2 de Segunda B. Los de Gobela realizaron un buen encuentro, pero en la última jugada del partido el técnico guipuzcoano tuvo que ver como los ‘potrillos’ les empataban, privándoles de una victoria de mérito y obligándoles a seguir sufriendo por escapar de la quema en un grupo donde nadie regala nada, ni hay enemigo pequeño.

El preparador donostiarra atesora una amplia trayectoria como futbolista de elite. Comenzó su carrera en la SD Eibar, también defendió la camiseta del Real Burgos desde donde llegó al RCD Mallorca en el que permaneció nueve temporadas, llegando a ser capitán de los bermellones y logrando un par de títulos en su palmarés: la Supercopa de España en 1998 la Copa de Rey en 2003.

Como entrenador comenzó su andadura en las categorías inferiores del RCD Mallorca, escalando en su estructura hasta el filial y llegando a entrenar el primer equipo balear, en dos etapas diferentes. Previamente a llegar al Arenas Club dirigió también al Atlético Levante, donde con los jóvenes valores del club granota logró un ascenso a Segunda B.

Actualmente tras superar el susto de la temporada anterior en la que se pasaron gran parte de la competición bregando en los puestos de descenso, comenzó el curso con la idea de hacer borrón y cuenta nueva.

Plantilla totalmente nueva salvo tres jugadores e ilusiones renovadas para un histórico dirigido por un míster que no se ha apeado del tren del sufrimiento desde que su vagón se paró en la estación de Gobela.

Sabedor de la importancia de dejar cuatro equipos por debajo en esta primera fase de la competición, en la que se definirán los objetivos de cada equipo, Olaizola ha puesto toda la carne en el asador. Principalmente, en lograr un buen comienzo, pero a pesar de que los rojinegros se han mostrado más competitivos, no acaban de escaparse de la zona peligrosa de la clasificación.

Los nueve puntos logrados en seis partidos no les están dando para más que no descolgarse del segundo grupo de la tabla. Aunque solo han perdido un partido, los tres empates cosechados han frenado la escalada arenera obligando al técnico donostiarra a seguir sufriendo por el devenir de su equipo.

1 COMENTARIO

  1. […] Desde que llegó al Arenas Club, el técnico Javi Olaizola ha podido disfrutar de pocas alegrías. Estuvo todo el curso pasado a remolque y  sufriendo más de la cuenta para mantener a este club centenario en la categoría de Bronce. Y en el fin de semana en el que ha cumplido 51 años  tampoco ha podido celebrarlo con la plenitud que se merecía la ocasión. […]