Hervé Renard le pone cara al sorpresón mundialista

El francés no tuvo mucha suerte como entrenador donde dirigió al Sochaux y al Lille. Pero como seleccionador puede presumir de haber dado el primer gran golpe de Catar

0
71

Hervé Renard seleccionador de Arabia Saudita afrontaba su segunda cita mundialista tras la participación en Rusia 2018 al frente Marruecos, con las lógicas precauciones que hay que tener viendo el complejo grupo que les había tocado a los de la península arábiga. Pero a las primeras de cambio los halcones verdes se quitaron el disfraz de presa para convertirse en feroces depredadores, tumbando a Argentina una de las principales favoritas. Gran culpa de esto la tiene su entrenador, un aventurero de los banquillos, con planta de galán, que ha sabido imprimir a su equipo el fuerte carácter y ambición que le caracterizan. (SIGUE DEBAJO)

Eric Tenllado, la mano izquierda de la otra Roja del Mundial

En Francia, su país natal, Renard no tuvo mucha suerte como entrenador donde dirigió al Sochaux y al Lille. Pero como seleccionador nacional se ha labrado un exitoso camino sobre todo en el continente africano donde ha dirigido a los combinados de Zambia, Angola, Costa de Marfil y Marruecos. Siendo campeón de la Copa de África de naciones los años 2012 y 2015, ganándose el respeto del fútbol africano donde se le conoce con el apelativo del mago blanco. (SIGUE DEBAJO)

Lionel Scaloni pincha en hueso

En julio de 2019, tras finalizar su etapa en la selección marroquí, firmó con los hijos del desierto a los que tras una brillante fase clasificatoria metió en el Mundial de Catar, donde a las primeras de cambio, ha demostrado estar en uno de sus mejores momentos como preparador. Tiene a los suyos en el bolsillo y con tres puntos en el zurrón, no descartan repetir el éxito de EEUU 1994 donde los sauditas se clasificaron para octavos de final.

A la finalización del encuentro Hervé Renard de 54 años, puso en valor la gesta lograda por sus pupilos “Hicimos historia en el fútbol y eso quedará para siempre. En el fútbol tienes que creer en ti mismo. Nosotros demostramos ser competitivos, no hemos venido a la Copa del Mundo divertirnos sino a competir”.

Tras el fenomenal rendimiento y personalidad mostrada por el combinado arábigo en su primer partido, Polonia su próximo rival seguro que sale con la lección bien aprendida en un partido que promete emociones fuertes.