“He estado a punto de infartar”

Tras la victoria ante Georgia, el seleccionador nacional Luis Enrique admite que “en cuanto a sensaciones ha sido uno de los partidos que más he sufrido desde el principio hasta el final"

0
131
Entrenador
Luis Enrique, en un entrenamiento con la selección española. /FOTO: SEVFÚTBOL

Al término del encuentro finalmente vencido a la selección de Georgia, el seleccionador nacional de España, el asturiano Luis Enrique, ha admitido que “he estado a punto de infartar”. Y todo, porque “nos jugábamos mucho y en la primera parte ya hemos visto. Hemos ido perdiendo confianza, nos salvó Unai y en un error defensivo encajamos el gol. En el segundo tiempo sabíamos que iba a ser complicado”.

“En cuanto a sensaciones ha sido uno de los partidos que más he sufrido desde el principio hasta el final, pero por el alegrón del final merece la pena. Estaba el fantasma de que se complicaba la clasificación. No ha sido una primera parte desastrosa. Las veces que hemos podido combinar no hemos generado peligro. Todo sirve siempre que tenga una lectura positiva”, ha seguido explicando el preparador en torno al encuentro.

Sobre el hecho de que haya dejado en la banqueta a Sergio Ramos, Luis Enrique ha avisado que “está bien. Ha sido una decisión técnica. Cualquier cosa que haga con Sergio genera polémica”. Mientras tanto, de Sergi Busquets ha referido que “desde hace tiempo es el muñeco al que todos le dan. Es un jugador espectacular. Hoy si contamos las pérdidas las hubo por parte de todos. Hoy han demostrado una entereza y una valentía que me hacen seguir y teniendo confianza en mi selección”.

Por otra parte, el entrenador Luis Enrique ha significado que “Esta va a ser la película contra Kosovo. Hemos cambiado siete jugadores, pero no estamos tan lúcidos. El público juega un papel a favor del equipo local. En la segunda parte la intención era hacer los deberes. Creo que es un premio merecido y si no lo es me da igual. Sabemos que va a costar cada partido”.