Gabri vive una tormentosa entrega de poderes en el Lleida

0
840

El pasado 14 de febrero, el empresario gallego Luis Pereira se convirtió em el nuevo presidente de la junta directiva del Lleida Esportiu, formada por cuatro miembros. Su desembarco se produjo con la inyección en las maltrechas arcas del club de 300.000 euros. Pero lo cierto es que su impulso no se está notando en el plano deportivo. Y es que desde que tomó poderes, el club ilerdense sólo pudo sumar tres puntos.

Ahora bien, que esto sea no supone que el cuadro que se mantuvo en pie gracias a Gabri esté fuera de las quinielas para disputar la fase de ascenso a Primera RFEF. Y es que está en la séptima posición con 33 unidades, a sólo tres del CD Ibiza Islas Pitiusas, que es el conjunto que marca la frontera de los que jugarían el play/off.

Mientras tanto, el traspaso de poderes supuso algún que otro capítulo tormentoso. Hace una semana, el presidente Pereira, con la autorización de la Paeria y tras una discusión con Albert Esteve (antiguo mandatario) en presencia de los Mossos, que acabaron echando a este, logró que se procediera a cambiar las cerraduras del Camp d’Esports, al que ya no tendrán acceso los exdirigentes, que se negaron a entregar las llaves a los nuevos gestores.