La polémica Piqué-Gabri: los resultados dictan sentencia

A tenor de los marcadores se puede decir que el central-presidente no se equivocó, tras la salida del antiguo extremo del Barça el Andorra mejoró mientras que con su llegada el Olot ha empeorado

0
159
Entrenador
Gabri, en una comparecencia de prensa con su actual equipo. /FOTO: OLOT

Alejado de los focos mediáticos a los que siempre estuvo acostumbrado mientras ejercía como extremo del FC Barcelona y el Ajax de Ámsterdam, Gabriel Francisco García de la Torre ‘Gabri’ trata de abrirse paso en los banquillos. Ahora se encuentra al frente del Olot, pero es que la pasada campaña estuvo al mando del Andorra, conjunto también de Segunda B que es donde estuvo al mando de Gerard Piqué. Del presidente en torno al cual se generó una gran polémica después de que el actual central azulgrana decidiera cortar al que con anterioridad había jugado en el Camp Nou y terminó haciendo pública su incomprensión. ¿Se equivocó la pareja de Shakira a la vista de lo que terminó ocurriendo entonces y de lo que pasa ahora? Lo analizamos (SIGUE DEBAJO).

 

PRIMERA ENTREVISTA EN PRENSA DEL PRESIDENTE DEL COMITÉ DE ENTRENADORES

Cuetos Lobo, en exclusiva: “No hay técnicos más protegidos que en España”

 

Y en este sentido únicamente nos podemos ajustar a los resultados. En primer término hay que señalar que Gabri asumió el banquillo del equipo andorrano en Primera Catalana y logró el ascenso a Tercera. A continuación, el club compró la plaza en Segunda B y tras un buen inicio de curso, liderando incluso la categoría y después de quince jornadas en posiciones de play-off, el equipo fue a menos. Al punto de que cuando Gabri fue destituido el 23 de febrero, el equipo era noveno con 37 puntos, a ocho del cuarto Cornellá. Con posterioridad, su relevo, Nacho Castro, sólo pudo disputar dos encuentros, que se resolvieron con la obtención de cuatro puntos y la permanencia en la misma posición. El balance del sustituto apuntaba a superarle, pero fue muy escaso como para sacar conclusiones.

Quizás mayor profundidad de acontecimientos depara lo acaecido en este curso, en el que Gabri tomó el relevo de Raúl Garrido en el Olot. Fue el pasado 26 de enero y estando el equipo colista del grupo 3B de Segunda B tras haber conseguido doce puntos en once partidos (dos victorias y cinco empates). Pues bien, tras la llegada del ex del Barça el equipo no pudo esquivar el descenso a la Tercera RFEF porque su ciclo se ha saldado con una victoria y un empate en siete partidos. Es decir, que si con Garrido el Olot capturó el 36,36% de los puntos, con Gabri se ha quedado en el 19,06%.

De modo que si en un exceso de pragmatismo nos ajustamos únicamente a los resultados, y mezclamos los de los dos conjuntos porque es que no nos queda otro remedio para tener una amplia perspectiva, se podría decir que no, que Piqué no se equivocó con Gabri. Y que bajo el cargo de Eder Sarabia está muy cerca de llevar al Andorra a la Primera RFEF.