Exclusiva: Puebla y Lovelle se emplazan al jueves para buscar solución al ‘caso Merino’

Pese a que el CD Toledo ha aireado que ha tratado de llegar a un acuerdo de rescisión con el técnico, desde la parte de éste lo que se asegura es que se ha pretendido que dimita

0
837

El director deportivo del CD Toledo Luis Puebla y el agente FIFA Rodrigo Fernández Lovelle han quedado emplazados a este jueves a comunicarse para buscar una solución al ‘caso Diego Merino’, que es cliente del segundo.

Las posturas están ahora muy tensas después de que el equipo del Salto del Caballo haya querido romper la relación con el técnico tras sólo haberse disputado seis jornadas de competición, de las cuales las dos últimas se saldaron con la obtención de cuatro puntos sobre seis posibles por parte del conjunto toledano (SIGUE DEBAJO).

Confidencial: El Toledo quiere llegar a un acuerdo de rescisión con Merino tras pagarle sólo trece días

El club trató en la mañana del miércoles llegar a un “acuerdo de rescisión” con el preparador, según su propia versión. Sin embargo, la otra parte defiende que lo que se ha buscado es que “Diego dimita, directamente” y así renuncie “al contrato que le liga a la entidad” hasta el 30 de junio de 2023. Un extremo que sería kafkiano habida cuenta de tres extremos. El primero, que Diego Merino rechazó una oferta del filial del Deportivo Alavés una vez que ya había ampliado contrato con el CD Toledo. El segundo, que el técnico extremeño fue el verdadero artífice de una reacción extraordinaria que culminó el curso pasado con el ascenso a la Segunda RFEF del CD Toledo. Y el tercero, que en este curso el estratega sólo ha cobrado 13 días del mes de julio.

El caso es que esto último -lo de que se le pidió a Merino que dimitiera- iría muy en consonancia con la sorpresa que supone que Fernández Lovelle, director de la agencia Protio, se haya quejado a traves de redes por el hecho de que el CD Toledo lanzara un comunicado en el que advirtiera su intención de desligarse de Merino sin habérsele comunicado a él antes.

Ante el desbarajuste causado, el CD Toledo ha aireado que no descarta que Merino se siente en el banquillo en el próximo partido. Una circunstancia que deja en posición de total fragilidad al entrenador, que debe seguir comandando a un vestuario que ya conoce que la dirección deportiva ha querido que deje de ocupar el puesto.

El caso es que Diego Merino no va a dimitir. Y que parece muy escaso el margen de llegar a un acuerdo de rescisión más que nada por la desconfianza que causa la tesorería de la entidad a la parte doliente. Así las cosas, sólo parece que la ruptura sea viable por la vía del despido.