Exclusiva: Los inversores top que pudieron ahorrarle apuros a Manu González y la Segoviana

Un grupo de empresarios potentes, con personalidades futbolísticas de primer nivel, quisieron entrar en la Gimnástica en el verano, pero se encontraron con las puertas cerradas

0
1219
Entrenador Segovia
Manuel González medita en el transcurso de un encuentro. /FOTO: GIMNÁSTICA SEGOVIANA

La Gimnástica Segoviana se mantiene fiel a sus constantes vitales de los últimos años. Esto es, una temporada buena, una temporada mala, una temporada buena…y así. En este curso está tocando la mala. Con un plantel muy justo de calidad, el conjunto de La Albuera ha encadenado seis jornadas sin ganar -cinco saldadas con la derrota- en la competición del grupo primero de la Segunda RFEF, lo que se ha traducido en la ocupación de la décimo quinta posición de la tabla, que condena al descenso. Y como suele suceder en estos casos, el madrileño Manu González, que tantas alegrías proporcionó al equipo en los dos ejercicios precedentes -el último saldado con un ascenso en tiempo récord- se encuentra en el punto de mira. (SIGUE DEBAJO).

La Federación Española de Fútbol distingue a ENTRENADORES por «dignificar» al gremio

Un contexto, en definitiva, que nos hace desvelar una circunstancia muy especial. Y es que en este pasado verano un grupo de inversores top, compuesto por empresarios de mucho prestigio y figuras futbolísticas de primer nivel, quisieron invertir en la Gimnástica para hacer un gran proyecto. Para desarrollar un programa que a corto y medio plazo no sólo permitiera al club estabilizarse en la cuarta categoría del fútbol español sino intentar el abordaje de categoría.

Pero lo cierto es que se encontraron con las puertas cerradas en el club. Como es lógico, los inversores querían tomar los mandos de la entidad, pero el presidente Agustín Cuenca, que ya por entonces hablaba de la conversión de la Segoviana en Sociedad Anónima Deportiva, no estuvo por la labor de ceder el testigo.

ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA tiene absoluta constancia de todo ello. Y también, que una de las personas que formaban parte de este conglomerado es un agente de futbolistas de élite, con clientes que militan en importantes clubes de España y de Europa.

Pero lo cierto es que no se dio y que González ahora divisa con cierta incertidumbre el próximo choque ante el Arenteiro.