Exclusiva: La mente abierta de Miguel Álvarez

El técnico de Jaén, consciente de que muy difícilmente será opción para el primer banquillo del Villarreal, quiere entrenar la próxima campaña en Segunda, algo que podría conseguir con el segundo conjunto groguet o bien culminando una buena tarea que le haga

0
154

Quienes entienden que el entrenador Miguel Álvarez es una pieza muy válida para el engranaje técnico-táctico del Villarreal se encontrarán de enhorabuena por el hecho de que el filial groguet haya pasado a la Primera RFEF como consecuencia de haber acabado en la tercera plaza la competición del grupo 3B de Segunda B. Y ya no sólo porque así el equipo que dirige el jienense haya evitado el descenso encubierto que habría supuesto no hacerlo, sino porque es que de esta manera puede ascender a la Segunda división. Que es justo la categoría en la que pretende dirigir la próxima campaña Álvarez, cuyo contrato expira esta campaña.

El que fuera preparador del Terrassa, el Ciudad de Murcia, el Lorca Deportiva, la Badalona, el Hospitalet, el Alcorcón, el Sant Andreu, el Sabadell o el Marbella está muy bien visto en el Villarreal. Pero no hasta el punto de considerarlo una opción válida para tomar las riendas del plantel. Y él lo sabe.

Y a la vista de que quiere seguir creciendo como técnico se plantea la posibilidad de afrontar retos que con el segundo equipo amarillo quizás no podría –se va a haber a partir de ahora–. Por esta misma razón Álvarez tampoco cierra la puerta a la continuidad. Y ya el tiempo dirá qué es lo que sucede. Por lo pronto, la mente la tiene abierta, pero sin dejar de ser consciente que cuanto mejor lo haga ahora, más posibilidades se le abrirán en el futuro.