Exclusiva: El ultimátum que pudo cambiar la vida de Juan Arsenal

0
713
Entrenador
Juan Arsenal, entrenador del Real Jaén, sobre la 'alfombra' de La Victoria.

En el Real Jaén, histórico conjunto del fútbol español que compite en el grupo noveno de la Tercera división, se viven momentos de cierta estabilidad tras haber estado el club a punto de morir en el verano. El conjunto del Santo Reino ha encadenado seis partidos sin perder y eso ha supuesto que haya podido compensar en parte los devastadores efectos que generó el disparate de tener que comenzar a competir sin tener equipo formado, sin haber realizado pretemporada, sin poder usar La Victoria y con un balance inicial de menos tres puntos en la competición por incomparecencia ante el CF Motril en el estadio Escribano Castilla.

Tras la celebración de dieciséis jornadas el conjunto del Santo Reino es décimo cuarto con dieciséis puntos fruto de tres victorias y nueve empates que en realidad se deberían haber traducido en diecinueve unidades. Y ese saldo, por lo pronto, le hace estar fuera del descenso, que no es poco. Por lo pronto, permite hacerse eco de un hecho que entendemos hasta ahora es desconocido.

Y ese es el técnico Juan Arsenal llegó a tener un ultimátum pese a haber tenido que luchar con tantos imponderables después incluso de una campaña pasada en la que salvó al Real Jaén de la humillación que habría supuesto vivir su centenario en la División de Honor y no en la Tercera RFEF, que es donde ya quedó dicho que se encuentra.

Sucedió que el equipo olívico saldó los diez primeros partidos con un triunfo, cinco empates y cuatro derrotas. Y sucedió también que los rectores del Real Jaén le dijeron a Arsenal que si en los siguientes encuentros no ganaba cuatro puntos sería despedido. Un trance complicado, sin duda, del que el de Hellín supo salir airoso porque empató en el campo del Almería B (2-2) y ganó al Huétor Vega (2-1).

Aunque tampoco es que tengan el potencial de jeques, lo cierto es que los responsables del Real Jaén están resultando ser serios en el cumplimiento de sus compromisos. Se encuentran al día y ahora en la necesaria tarea de reforzar el colectivo con un mediocentro de toque y un delantero con gol, porque la carencia en la parte central de la zaga ya se ha resuelto con la llegada de Espín.

Pero lo cierto es que al principio hubo mucha incertidumbre. Y con todo eso tuvo que lidiar Arsenal para sacar a flote a un equipo en el que un poco más y se le paga con el despido. En esta Navidad ha podido contraer matrimonio con la mujer que le dio dos hijos y un acto tan injusto como hubiera resultado la destitución le pudo haber cambiado la vida.