Exclusiva: El Sibenik valora el gran trabajo de Sergi Escobar y lo desea renovar

El técnico de Almazora logró el objetivo de la salvación con tres jornadas de antelación y se le desea poner al mando de un proyecto mucho más ambicioso, aunque él desea pensárselo

0
865
Entrenador
EN PRIMER PLANO. El trabajo de Sergi Escobar en Croacia le hizo ser objeto de seguimiento. /FOTO: CEDIDA

No podía ser de otra manera a la vista de los resultados conseguidos y la permanencia concretada con hasta tres jornadas de antelación. El Sibenik de la Primera división de Croacia ha valorado el fenomenal trabajo realizado por el preparador de Almazora Sergi Escobar y lo cierto es que lo quiere renovar de cara a la temporada que viene.

El conjunto croata, que no deja de ser un recién ascendido, parece que incluso le va a proponer al preparador estar al mando de un proyecto mucho más ambicioso de cara a la próxima campaña. En un ejercicio en el que ya no ostentará la condición de ‘Cenicienta’ porque se presume que contará con futbolistas mucho más curtidos (el técnico sólo tuvo uno que con anterioridad hubiera trabajado en la máxima categoría croata).

En principio, Escobar no descarta nada. Ha podido comprobar en vivas carnes que la competición en la que ha tomado parte está en plena efervescencia y crecimiento y eso le motiva para seguir. Equipos históricos incluso en Europa como el Dinamo de Zagreb -verdugo del Tottenham en el segundo trofeo continental- el Osijek, el Gorica y especialmente también, el Rijeka y el Hadjuk Split han formado parte del elenco de adversarios del Sibenik. Y eso ha motivado que Escobar se haya sentido en una competición muy en crecimiento, cada vez más cerca de las mejores de Europa.

Ahora bien, Escobar no cierra todavía la puerta a entrenar en España durante la próxima campaña. Primero, porque eso le permitiría más cerca de la familia, especialmente de su hijo nacido el pasado año. Y aparte, porque es que lógicamente su cartel se está disparando. Y es que no hay que olvidar que el pasado año Escobar lo despidió siendo campeón de Colombia con el América de Cali, en el que realizó muchas más funciones que las propias de un segundo entrenador.

Con 35 unidades en 35 partidos, el Sibenik marcha en la sexta posición de la tabla y así se trata del líder del pelotón que conforman los equipos pobres del campeonato.