El sufrimiento de Pablo Aimar en Catar

El encuentro entre México y Argentina llevó al ex valencianista al límite de sus emociones

0
204
Entrenador
Pablo Aimar, a la derecha, junto a Scaloni. /FOTO: CAPTURA

La tensión se palpaba en el encuentro correspondiente a la segunda jornada del grupo C disputado entre las selecciones de México y Argentina, que a la postre fue vencido por el combinado albiceleste por cero goles a dos. La necesidad de los de Lionel Scaloni llevó a su cuerpo técnico entre los que se encuentra el talentoso ex futbolista del Valencia Pablo Aimar al límite de las emociones.

Durante la retransmisión del encuentro pudimos ver tanto a Scaloni, como a sus asistentes con el rostro desencajado por la necesidad del equipo de sumar tres puntos para seguir soñando con el título. El momento culminante fue cuando el capitán Lionel Messi puso en franquicia a los suyos gracias a un gol liberador que desató la euforia entre los aficionados asistentes al encuentro y provocó las lágrimas de un Aimar subido en un carrusel de emociones que por fin pudo respirar con la consecución del segundo tanto logrado por Enzo Fernández.

Prueba superada

El combinado argentino sigue en pie y a su míster que introdujo hasta cuatro cambios en la alineación le salió bien una jugada. El estratega de Santa Fe una vez más puso en valor a su capitán. “Messi decidió el partido. Ya sabemos desde hace años que tenemos al mejor del mundo, hasta los hinchas mexicanos disfrutan de verlo jugar”.

Respecto al encuentro Scaloni reconoció que la selección centroamericana les sorprendió con el cambio de esquema “Sabíamos que el partido iba a ser difícil. México nos planteó un partido diferente a lo que venía haciendo, ya teníamos la sospecha de que podían jugar con una línea de cinco en defensa. En el primer tiempo no fue un partido bueno de ninguno de los dos. Corregimos en el descanso, empezamos a jugar mejor y el 10 decidió el partido, que es lo que mejor sabe hacer”.

Respecto a Polonia su próximo rival el cuerpo técnico de la albiceleste sabe que se enfrentarán a otra prueba de fuego donde la tensión y las emociones por la responsabilidad adquirida, una vez más saldrán a relucir “Polonia es muy difícil, todos juegan diferente, cuando lo hacen contra Argentina. Y no solo cambian por Leo, sino por otros tantos jugadores que tenemos y por el respeto que le tienen a Argentina. Eso magnifica la entidad del partido. Vamos a ganar el partido, que es lo que todos queremos”