El ralentizado proceso de anuncio de Garrido por decoro con Cano

El CD Castellón ha anunciado a su nuevo entrenador en la mañana de hoy después de sólo haber hablado con él, de tener cerrado el acuerdo en la jornada de ayer y posiblemente hasta muy esbozado antes de que el granadino fuera destituido

0
184

En la rueda de prensa de su despedida, el técnico Óscar Cano dejó caer que tenía constancia de que el CD Castellón había hablado con otros entrenadores antes de que se produjera su cese. Y la evolución de los acontecimientos demuestra que era así. Y no sólo eso, sino que cada vez es mayor la sospecha de que el fichaje de su relevo en el banquillo, Juan Carlos Garrido, ya estaba enfilado.

Cuando la entidad deslizó el nombre de tres entrenadores que podían convertirse en relevo de Cano lo cierto es que sólo había hablado con uno. Y cuando anoche se seguía sin anunciar la contratación que ya se conocía en todos los ambientes futbolísticos, con sólo uno había hablado. Es decir que, como poco, la formación orellut fue a tiro hecho. Y  claro, cuesta creer que una decisión de este calado se resolviera en un solo día a tiro hecho. En ese escenario muy poco probable, pero que se insiste en dar por bueno, el CD Castellón quiere dar a entender que en veinticuatro horas tomó la decisión de la temporada. Algo que lo convertiría en especial dentro del ámbito de la Liga de Fútbol Profesional. E incluso de los 102 clubes de Segunda B.

Nuestra lectura de los acontecimientos no es esa. Nuestra lectura es que lo de Garrido se viene cociendo hace tiempo. Y que para que no lo pareciera, también a ojos de Cano, se dejó deslizar que había varias alternativas.  Es más, tan rodado ha ido todo que ni siquiera damos validez a la teoría de que fueran varios los nombres de entrenadores los que se deslizaron con la idea de asustar a Garrido para que rebajara sus pretensiones.  Ojo, hemos argumentado una por una nuestras razones, pero ésta no deja de ser nuestra lectura.

El Periódico Mediterráneo, al que hay que aplaudir un elevadísimo índice de acierto en este y otros asuntos relativos a la entidad, dice que en esta mañana se procederá al anuncio del fichaje del técnico. Y así ha sido.

Pero en estas veinticuatro horas no hay quien nos quite de la cabeza que la formación orellut ha ralentizado este proceso por simple cuestión de decoro. Por no hacerle ver al entrenador de la permanencia en Segunda B y del ascenso a Segunda A que ya estaba metido en el horno hace tiempo. Lo que pasa es que el granadino no es tonto. Y por eso dijo lo que dijo en rueda de prensa. En su fuero interno el granadino quizás debió pensar: “mientras han dado la cara por mí en los medios, a mis espaldas han estado buscando sustituto”. ¿Se fijaron que en su cara había tanta sorpresa como dolor?

¿Quieren otra prueba más? Ayer mañana, desde todos los despachos del cuadro albinegro se decía a la gente de confianza que los visitaba que ya tenían entrenador.

En definitiva, cada cual en su casa se maneja como quiere y el CD Castellón no será ni el primero ni el último en comportarse así. Lícito. Totalmente lícito. Pero claro, si quieres vender una versión de actuar, lo conveniente es que no dejes tantos cabos sueltos. Porque tenemos más pruebas que nos vamos a callar, por ahora.

Lo que es menester que Garrido recupere las constantes vitales de un equipo que en ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA estamos pudiendo acreditar que se trata del que cuenta con una de las mejores aficiones no sólo de Segunda, sino de Primera. Desde este mismo momento contamos con que nos traten de tapar la forma de llegar a ellos.  Otra cosa es que les salga el tiro por la culata.