El pucelano Manuel Retamero se lleva una de cal en Camboya

El estratega sufre la intemerata al frente del Kirivong Sok Sen Chey, equipo con el que baja

0
296
Manuel Retamero, en un entrenamiento. /TWITTER

Manuel Retamero en su enésima experiencia como entrenador en el extranjero, ha sufrido la intemerata al frente del Kirivong Sok Sen Chey de la primera división de Camboya. Los Gallos tras finalizar en la última posición de la tabla clasificatoria perdieron la categoría. Retamero poco pudo hacer por reconducir la situación de un conjunto, que se despide de la máxima categoría sin conocer la victoria y con tan solo dos puntos en el casillero. (SIGUE DEBAJO)

«Olympiacos es uno de los grandes de Europa, tengo una gran responsabilidad»

Una muesca más en su culata

El estratega pucelano de 47 años, puede presumir de tener una amplia experiencia en el fútbol extranjero. Su pasión de entrenador, le ha llevado a parajes inimaginables cuando comenzó la carrera de director técnico en su Valladolid natal.

Retamero ha trabajado en destinos de lo más variopintos más allá de nuestras fronteras, Libia (Al-Ittihad), Siria (Al-Ahli SC), Bahréin (Selección sub-19, Budaiya Club), India (Aizawl FC, Neroca FC, MK Sporting), Estados Unidos (Milford), Mongolia (Ulaanbaatar FC) y en su actual club el Kirivong camboyano.

El preparador vallisoletano, es un recipiente humano de una gran cantidad de experiencias y anécdotas que contar alrededor del fútbol y su cultura, en sus intensas vivencias lejos de casa. Desde partidos disputados entre tiroteos o las peticiones de no jugar en domingo porque la gente quería ir a misa, hasta tener que hacer de juez de paz ante las habituales peleas de sus jugadores en Mongolia, donde al frente del Ulaambaatar conquistó una Copa y una Supercopa.

Seguro que de Camboya también está logrando rescatar lo positivo de lo vivido y más de una anécdota curiosa para su extenso anecdotario, a pesar de que en el plano deportivo le hayan salido las cosas. Para Manuel Retamero el fútbol y los banquillos es una forma de crecer personalmente y cuanta más variedad de culturas conozcas más posibilidades tienes de enriquecerte. Retamero es un ejemplo de míster valiente que enorgullece al colectivo de entrenadores con su propósito