El psicólogo para Atleti, Barça y Madrid y el mensaje de Mendilibar

Mientras hay vida hay esperanza. A falta de dos jornadas para la conclusión de la temporada 2012/13 el Celta que dirigía era colista y estaba a cinco puntos de la zona de salvación. Pues bien, no nos hundimos, los jugadores siguieron creyendo en mi mensaje y nos acabamos salvando

0
845

Estimados lectores,
nos aproximamos a la recta final de la Liga y la verdad es que las espadas siguen en todo lo alto. Tanto por arriba, como por abajo. Lo analizamos todo, con pequeñas pinceladas, en nuestro Fútbol de Alta Costura.

Gracias siempre por la acogida.

Un saludo.

SAQUES DE PUERTA

SI YO FUERA ZIDANE, KOEMAN O SIMEONE lo que trataría de hacer de cara a esta recta de competición es tratar de aislar a las plantillas de mensajes externos, lo que entiendo que es muy complicado, y sobre todo, rebajarles la tensión. Hacer que el entorno al que se enfrentaran a diario en los entrenamientos estuviera revestido de la normalidad habitual. Hay que partir del hecho de que los futbolistas están ya tensionados porque saben perfectamente lo que hay en juego, de modo que el entrenador no tiene que buscar un extra para buscar su motivación porque ya la tienen. Además, me apoyaría en los servicios de un psicólogo para realizar terapias normales que sirviera para hacer terapias colectivas.

LEO QUE EL KUN AGÜERO podría volver a la Liga española. En concreto, al FC Barcelona. Y bueno, no me parecería mala cosa. Tuve la oportunidad de dirigirlo en el Atlético de Madrid y creo que puede aportar cosas interesantes. En aquellos entonces, ya comenzó a destaparse como un jugador de área fuerte, como un gran definidor. Y si está en condiciones óptimas puede ser un jugador muy interesante. A nivel personal, me pareció un chico normal. Aunque claro, hablamos de hace diez u once años. Y eso en fútbol, es todo un mundo. Aunque me quiero imaginar que habrá madurado, como es normal.

UNA PERMANENCIA ¿IMPOSIBLE? “Después de que el Eibar ganase y recuperara las constantes vitales, Mendilibar lanzó un mensaje que me gustó. Que me pareció inteligente y que sirvió para destacar el lado positivo de las cosas. Vino a decir que después de tantas jornadas sin ganar, que su equipo lo hubiera vuelto a hacer era digno de elogiar. E insisto, me parece bien, porque es que mientras hay vida hay esperanza. Yo puedo dar fe de ello. A falta de dos jornadas para la conclusión del campeonato de Primera de la temporada 2012/13 el Celta que dirigía era colista y estaba a cinco puntos de la zona de salvación, que en realidad eran seis porque teníamos perdido el golaveraje particular con el Dépor. Pues bien, no nos hundimos, los jugadores siguieron creyendo en mi mensaje y nos acabamos salvando”.

SI YO FUERA AFICIONADO del Deportivo Alavés lo que haría sería tratar de crear piña con el resto de seguidores y que los jugadores se sintieran respaldados en esta fase decisiva del campeonato. Porque a estas alturas de la competición no puedes firmar futbolistas. Y los que tienes son los que te deben sacar las castañas del fuego. No es momento de destruir, sino de construir. Y ya a final de temporada, cuando todo esté resuelto, que llegue el director deportivo y adopte las medidas que sean necesarias con respecto aquellos jugadores que no hayan tenido algún comportamiento adecuado.

(SIGUE DEBAJO).

ABEL RESINO. FÚTBOL DE ALTA COSTURA. IMPERDIBLE.

 

JUGANDO DE LIBRE

¿CONCENTRACIONES? “Cuando yo era jugador, recuerdo que muchas veces nos concentramos en la previa de los partidos importantes. E incluso siendo entrenador, también he promovido concentraciones en las previas de momentos importantes. Y al final he llegado a la conclusión de que es mejor no llevarlas a cabo. No hay ningún indicador que demuestre que son positivas para mejorar el rendimiento del equipo. Es más, yo diría que cambiar los hábitos y las rutinas en tramos de la competición que son decisivos sólo llevan a crear tensión. Se genera un exceso de tensión. Lo mejor es que los jugadores mantengan sus hábitos porque les servirá para descargar la presión que llevan encima.

HIGUITA, UN BUEN TIPO. “He leído que el colombiano René Higuita ha pedido que la Copa Sudamericana pase a ser denominada con el nombre de Diego Armando Maradona y me ha venido a la memoria que yo no sólo competí contra él, sino que encima lo conocí personalmente. Y me pareció un buen tipo, porque es aparte era carismático y a la gente le caía muy bien. ¿Y qué decir de él como portero? Pues que era un guardameta muy del estilo entonces de los sudamericanos que hacían cosas atípicas en lo que es el fútbol europeo. Tenía un estilo muy particular que le hacía salir del área o realizar el escorpión. Realmente no sé si lo ficharía siendo entrenador, porque es que a mi me gustan otros tipos de porteros, pero sí que es cierto que a la gente le gustaba mucho verlo”.

GESTOS QUE TE HACEN VER LO PEOR. Sin lugar a dudas, lo peor que puede pasarle a un entrenador es perder la confianza del vestuario, porque es que entonces hay dudas, comportamientos y actitudes que no casan con el interés común que siempre buscas como técnico. Ese mal se empieza a percibir cuando un entrenador ve que su mensaje no cala en el vestuario, no llega, no transmite, O cuando ves que hay apatía. O cuando detectas que hay una serie de comportamientos en el campo que son repetitivos: jugadores que salen desde el banquillo y no lo dan todos, futbolistas que son sustituidos y de forma repetitiva se cabrean o hacen gestos visibles olvidando que los compañeros que hay en el banquillo también lo están pasando mal por no estar jugando. Es en definitiva un cúmulo de pequeñas cosas, de pequeños detalles, que sumados hacen una montaña muy grande y peligrosa.