El Panathinaikos pincha el globo de Guillermo Abascal

El técnico sevillano comenzó de manera inmejorable su aventura helena al mando del Volos de Grecia, pero la manita que le cayó en la jornada de ayer rompe si racha invicta

0
418
Entrenador
Guillermo Abascal, en la sede del Volos FC. /FOTO:

El Volos New Football de la Súper Liga griega dirigido por el técnico sevillano Guille Abascal, comenzó la competición liguera de forma inmejorable. Sus tres primeros compromisos se saldaron con victorias. Circunstancia que les dio la oportunidad a los del Panthessaliko Stadium de coliderar la primera división helena junto al Olympiacos del Pireo y por añadido copar alguna que otra portada.

Todo era miel sobre hojuelas para este joven técnico andaluz hasta que, en la tarde de ayer, él junto a su invicto equipo, rindieron visita al Apostolos Nikolaidis ateniense. Los de Volos recibieron un severo castigo a manos del Panathinaikos encajando cinco goles (5-1) y volviendo a la tierra tras su breve estancia en el Olimpo futbolístico griego.

Un debut soñado

Guillermo Abascal no podría haber imaginado un debut mejor al frente del Volos NF y más teniendo en cuenta lo que le costó arrancar a su equipo en el verano. Tras una pretemporada en la que el Volos comenzó su preparación con cinco derrotas consecutivas. Las dudas sobre el técnico y la plantilla conformada se acrecentaron.

El preparador sevillano continuó a lo suyo y los colorados cerraron el periodo preparatorio con dos triunfos revitalizantes. La victoria en el debut liguero frente al Lamia confirmó la mejoría y a renglón seguido vencieron al Apollon Smyrnis y al Atromitos dirigido por el también hispano Miguel Ángel López, para encaramarse en lo más alto de la clasificación sorprendiendo a propios y extraños.

Caer derrotado en casa del Panathinaikos es algo que podría entrar en los planes de Abascal. Evidentemente recibir una manita no es plato de buen gusto, pero a buen seguro que el míster habría firmado hace un mes contar con nueve puntos en la clasificación tras cuatro partidos disputados y más teniendo en cuenta que estamos hablando de un equipo llamado a luchar por mantener la categoría. De momento el buen trabajo de Abascal en la tierra de los antiguos filósofos es para reseñar.