El factor diferencial entre Torrecilla y Simón

Castellón y Real Murcia en Castalia después de que los orelluts hayan sido más fiables ante los poderosos. Ganaron siete de los quince puntos que hubo en disputa frente a ellos, mientras que los grana se quedaron en un porcentaje menor: tres de doce

0
339

Sin ningún género de dudas, el encuentro que tiene que medir en Castalia este próximo sábado a partir de las 18,00 horas al CD Castellón de Rubén Torrecilla y al Real Murcia de Mario Simón es el gran plato fuerte de la décimo tercera jornada de competición en el grupo II de la Primera RFEF. Se miden respectivamente el líder y el cuarto clasificado y qué duda cabe que el choque es una buena piedra de toque para calibrar las posibilidades de uno y otro de cara a copar las posiciones cabeceras a final de temporada. (SIGUE DEBAJO)

Y más allá del puntaje que ambos equipos presentan – 24 y 19 unidades respectivamente- lo cierto que hay un indicador que hace presumir que los oreluts ofrecen más garantías que los grana a la hora de obtener el botín de los tres puntos. Y ese es que el CD Castellón ha sido más fiable cuando de lo que se ha tratado ha sido de medirse a alguno de los primeros ocho clasificados. (SIGUE DEBAJO)

En total, fueron cinco los compromisos que el cuadro albinegro disputó ante alguno de los rivales directos y de los quince puntos en disputa capturó siete. Fue venciendo por 2-0 al Osasuna Promesas (6º) y por 0-1 al Alcoyano (7º) mientras que empatando a uno en el Pepico Amat ante el Eldense (2º). Por el contrario, perdió por 2-1 ante el Nástic (5º) y por 3-2 ante el Barcelona B (8º). (SIGUE DEBAJO)

Exclusiva: Pepe Mel casi llega a las manos en un entrenamiento

Entretanto, mucho peor le fue al Real Murcia en los choques contra poderosos. Al punto de que sólo pudo ganar tres de los doce puntos que puso en juego ante ellos. Fueron los recaudados (1-2) ante la Real Sociedad B. Mientras cayó por 2-1 ante el Nástic (5º), por 2-0 ante el Osasuna Promesas (6º) y por 3-2 ante el Barcelona B (8º).

Hoy por hoy ese es el factor diferencial entre Rubén Torrecilla y Mario Simón.