El duro contraste entre Ruano y Buenaventura

El barcelonés tiene al Betis B como penúltimo clasificado, el sevillano, con pasado en el equipo de las trece barras, se encuentra a un solo punto del corte de la promoción de ascenso

0
1619
Entrenador
Pedro Buenaventura, en plena rueda de prensa. /FOTO: CARLOS GONZÁLEZ

Las comparaciones son siempre odiosas. Pero al final, acaban resultando inevitables. Y más en el fútbol, donde toman una mayor preponderancia en los debates de aficionados. Trasladamos aquí una que raro sería que no haya sido ya objeto de análisis. Estamos hablando del duro contraste que existe para los aficionados béticos entre los resultados que está obteniendo al mando de su filial el barcelonés Manu Ruano y los obtenidos en el Atlético Sanluqueño por el sevillano Pedro Buenaventura, que a lo largo del tiempo fue director de fútbol base o secretario técnico de su cantera. Un profesional, en definitiva, muy vinculado al equipo de las trece barras, hijo de otro entrenador pero del primer equipo.

A saber, Ruano y Buenaventura junior compiten en el grupo II de Primera RFEF. Y lo cierto es que el segundo está ganando por goleada al primero. En esta tarde de sábado el Betis B ha perdido por 1-2 ante el Villarreal B tras ser remontado en los minutos finales. Increíble -y muy injusto- a tenor de lo visto. Pero  lo cierto es que así está redondeando un pobrísimo inicio de competición. Una victoria y un empate en ocho partidos. Cuatro puntos que le dejan como penúltimo clasificado a la espera de lo que sea capaz de hacer mañana el Sevilla Atlético.

En sus antípodas se encuentra Buenaventura, que este viernes perdió por 1-0 con el Sabadell pero que en términos generales firma un mejor balance: tres victorias – una ante el propio Betis B- y tres empates, con dos derrotas. Doce puntos en definitiva que le hacen dormir el sábado como séptimo con 12 puntos. Pero a sólo uno del corte de la promoción de ascenso.

Claro está que el Betis B tiene un equipo muchísimo más joven que el Sanluqueño, donde sigue marcando goles un clásico veterano como Dani Guiza. Y seguramente el filial merece algunos puntos más. Pero las comparaciones son inevitables, ya están ahí.