El discutido papel de Manolo Herrero en los despachos

Al jienense de Andújar se le achaca que se esté inhibiendo en ciertas competencias de su cargo de director deportivo, que son asumidas en el Melilla por el presidente y Miguel Rivera

0
895
Manolo Herrero
Manolo Herrero, en rueda de prensa. /FOTO: realmurcia.es

El jiennense de Andújar Manolo Herrero vuelve a estar discutido. Pero en esta oportunidad no por sus haceres como entrenador, que lo llevaron a estar al frente de equipos como el Real Jaén, del Hércules de Alicante, de la Ponferradina o del Real Murcia. No, en este caso es por su labor como director deportivo del Melilla, que es el conjunto en el que recaló en 2019, donde tiene respaldo institucional y al que también ha dirigido.

El tema está en que, según trasciende desde la propia entidad norteafricana, Herrero se inhibe mucho -digámoslo así- pese a las atribuciones que tiene encomendadas. Al punto de que la plantilla con la que la escuadra azulada pretende ascender a la Primera RFEF ha sido confeccionada por el técnico Miguel Rivera y el presidente Luis Manuel Rincón. Especialmente por el primero.

Ya la labor que realizó Herrero en los despachos norteafricanos generó alguna controversia la pasada temporada, en la que comenzó dirigiendo y ejerciendo de director deportivo y acabó limitado a la responsabilidad del despacho. Sin embargo, esas decisiones equivocadas que haya podido tomar, o esa dejación de funciones que puede estar permitiendo, contrasta sobremanera con su sólida carrera como estratega y con la profesionalidad de la que siempre hizo gala como jugador. Por ejemplo, en Granada.

Tébar: “No pierdo la esperanza en cobrar los 22.000 euros que me debe el Jaén”