El desagravio de Pepe Mel tras el bochorno

"Entiendo que Helguera se haya reunido con cuatro o cinco entrenadores y les explicaran el proyecto", dice el entrenador madrileño, quien valora que "al final su informe dijo que lo ideal es que yo siguiera, algo que me refuerza y me da más valor"

0
1143
Entrenador
Pepe Mel, camino de vestuarios. /FOTO: UD LAS PALMAS

El entrenador madrileño Pepe Mel, que cumplirá en la UD Las Palmas una tercera temporada después de haber cumplido con creces el objetivo de la permanencia, ha podido vivir -y nos alegramos- su particular desagravio. El tema está en que el exfutbolista, y entrenador de tantos equipos como el Murcia, el Tenerife, el Alavés, el Deportivo, el Rayo Vallecano o el Real Betis, tuvo que soportar cómo el director deportivo de la entidad canaria Luis Helguera se reunía antes con otros entrenadores, por ejemplo Rubén de la Barrera, antes de ofrecerle a él la renovación que se tenía más que ganada. Un bochorno que dice entender pero que no se merecía.

«Ojalá tuviéramos que renovar en breve a Pellegrini»

De hecho en la Cadena Ser de Las Palmas, Mel ha referido que “si me hubieran dicho que  preferían que (el proyecto) lo continuara otro lo hubiera entendido. Pero la realidad es que hasta que no hable con Helguera y me explicó yo tampoco tenía claro que pasaría, pero nos seguimos entendiendo. Como también entiendo que Helguera se haya reunido con cuatro o cinco entrenadores y les explicaran el proyecto. Al final su informe dijo que lo ideal es que yo siguiera, algo que me refuerza y me da más valor. Estar dos años aquí significa que el club confía en mi”.

Haciendo análisis del desarrollo de los canarios en competición, “en el fútbol no hay justicia o injusticia y uno suele estar donde le corresponde. Hemos acabado en la misma posición que la campaña anterior y a un pasito de estar entre los seis primeros, pero, con la irregularidad que hemos tenido, nos ha costado estar ahí. Es verdad que hemos marcado con facilidad, pero también recibido goles con mucha facilidad y esa es una asignatura pendiente en la que tenemos que trabajar este verano”.