El decano de bronce tiene que jugar en España

El malagueño Miguel Rivera, histórico técnico de la categoría de bronce, no pudo marchar recientemente a Pakistán por asuntos personales que le obligan a permanecer en nuestro país. El antiguo técnico de Cartagonova, Leganés, Almería o UCAM de Murcia se incorpora al staff de analistas técnicos de ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA

0
333
Entrenador
Miguel Rivera, en plena rueda de prensa con el UCAM de Murcia. /SPORT CARTAGENA

Se trata de uno de los técnicos más reputados y prestigiosos de la Segunda división B, categoría en la que ha trabajado de manera ininterrumpida durante la friolera de dieciocho temporadas (de ahí a que sea su decano). Y durante las últimas fechas le apareció la posibilidad de marchar al extranjero, concretamente a Pakistán. Pero no pudo hacerlo por asuntos de índole personal que le obligan a estar cerca, o muy cerca, de casa. Y de ahí precisamente a que esté esperando una oportunidad en España. Porque es que el malagueño residente en Alhaurín de la Torre sí que se encuentra en disposición de aumentar la carrera futbolística que le hizo desfilar por las banquetas de Cartagonova, Melilla, Écija, Águilas, Granada 74, Caravaca, Leganés, Almería B, Linares Deportivo, Valladolid B y UCAM de Murcia. Y de hecho, mientras ha podido ha ido a los campos para ver lo que se sigue cociendo ya no sólo en la Segunda B sino también en categorías superiores: en la división de plata y en la de honor dirigió a la UD Almería. Ahora bien, mientras se le ofrezca ese proyecto que le seduzca ha aceptado nuestra oferta y pasa a engrosar la prestigiosa relación de analistas técnicos de ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA.

Miguel Rivera tiene a un familiar al que atender desde la cercanía. Es por eso que cuando salió del UCAM Murcia, donde le tocó lidiar con un proyecto sin mucha coherencia, se resguardó en su Alhaurín de la Torre. Y en base a su currículum, y lo que le dice la experiencia, no descarta volver de nuevo a la brecha. “Parece que me he especializado, o me han encasillado, como entrenador para apagar fuegos. Generalmente me han llamado equipos en apuros. Y como generalmente los suelo salvar”… dice este que en caso de volver a los ruedos futbolísticos en el transcurso de eta temporada también le tocaría solventar algún entuerto. O por arriba, o por abajo.

Perno habría ningún problema para ello, por es comenta se encuentra absolutamente preparado para coger las maletas. Que no ha dejado de actualizarse y que controla un gran abanico de equipos de todas las categorías en la medida de sus posibilidades.

Pues bien, a la espera de que así sea ya se puede anunciar que a partir de la próxima jornada tomará el relevo en ENTRENADORES FÚTBOL ESPAÑA de Emilio Fajardo, quien se ha marchado al CD Pozoblanco y así no podrá contarnos sus tan releídas SON TRES COSITAS. Se marchó un grande y le sustituye otro también de enormes proporciones que mucho nos tememos nos va a durar lo mismo que un caramelo en la puerta de un colegio.