El Castellón ya tiene al sustituto de Cano, que dice que «la situación no es tan crítica»

Juan Carlos Garrido apunta a ser el nuevo técnico como colofón a una operación que al menos ya está acordada y que es más que presumible que se gestara antes de la destitución. Salvo sorpresa de última hora, el director deportivo Ángel Dealbert no va a ser destituido ni tampoco va a dimitir

0
93
Cano
Óscar Cano, en una rueda de prensa . /FOTO: RFEF

El CD Castellón ya tiene el sustituto de Óscar Cano, entrenador al que ayer destituyó en un contexto tan extraño que hace que los resultados que podrían ser el justificante hayan pasado a un segundo plano. Que el presidente Vicente Montesinos dijera días antes de la destitución que tenía plena confianza en el preparador y que éste a su vez diera su opinión, que la dio, sobre lo que necesitaba el club, ha ocasionado que la operación de su salida huela a chamusquina en una entidad que se quiera o no estaba siendo exquisita en las formas y estaba mostrándose a la altura de la gran afición que tiene. Desde el club se está transmitiendo la idea de que ya hay técnico. Y si nadie nos está mintiendo, y el elegido sale de la ristra de nombres que se ‘deslizó’ ayer, sería Juan Carlos Garrido, como ha avanzado hoy el Periódico Mediterráneo. Por cierto, con el tan querido por la afición Sergi Escobar nadie ha hablado.

Otra cosa es que la entidad quiera ahora demorar un poco más el tema para no dar la sensación de que todo estaba cocinado de antemano. O que el retraso del anuncio simplemente se deba a trámites burocráticos, que también puede ser.

También podemos adelantar que la medida sólo afecta a Óscar Cano y los integrantes de su cuerpo técnico, pues que se sepa el director deportivo Ángel Dealbert no va a ser destituido ni va a presentar la dimisión en solidaridad con el entrenador.

 

Entretanto, Cano ha señalado en rueda de prensa que «como entrenador no puedo compartir pero sí respetar. No creo que la situación sea tan crítica y que no se pueda remontar, y más cuando viene un mercado en el que todos hemos aportado nuestro granito de arena para determinar las posibles carencias y aquellos elementos que puedan venir a ayudar. Pero claro que lo entiendo porque al final esto es fútbol. Es la decisión de quien manda y hay que respetarlo”

Cano también ha dicho que “el equipo está a un punto de salvarse. Parece que aquí esté sentado el entrenador de un equipo desahuciado.  Sé que hace tiempo se ha hablado con otros entrenadores pero es normal, es el día a día de un club. Conmigo también hablaron tres días antes de destituir al entrenador que había».