Eduardo Docampo, experimentos rusos en Calahorra

El conjunto riojano se trae a un técnico sin experiencia reconocida en España para relevar a Diego Martínez, el técnico que los dejó a las puertas de Segunda

0
422

Que un técnico serio y formal como Diego Martínez dejara el Calahorra pocas horas después de que el equipo riojano quedara apeado de la fase de ascenso a Segunda empieza a ser sintomático sobre la verdadera realidad de una formación que hasta entonces había escrito una historia muy bonita y que a medida que pasan las horas va tirando por tierra la buena imagen labrada hasta entonces. La que merecería su historia.

Con independencia de que el cuadro riojano debería cuidar sus formas especialmente en redes sociales para no parecer la ‘peña de la Patricia’, o ser asociado a lo más lúgubre de la ¿profesión periodística?, llamativa, muy llamativa la decisión del director deportivo para ocupar la plaza del banquillo.

Eduardo Docampo, un entrenador bilbaíno de 49 años con pasado sobre todo reconocible en Rusia (assistant coach del Dinamo de Kiev y del FC Ufa, director de cantera del Rubin Kazan) es la gran apuesta de Edu Arévalo.

Si triunfa, puerta grande, si fracasa, para correrlo a gorrazos por haberse desmarcado de varias decenas de entrenadores con experiencia más que acreditada en el fútbol que se va a practicar en la Primera RFEF.

Profesor de Educación Física, Docando formó parte del plantel de técnicos de Lezama, donde dirigió alevines y en la última temporada al cadete A, además de ser segundo en el Juvenil de División de Honor.