Del Salva Ballesta milagroso al omnipresente con marketing

El zaragozano está realizando un trabajo extraordinario en el Algeciras, donde se centran los esfuerzos en que sea él quien ponga cara a los éxitos por encima de afición o la plantilla

0
259
Entrenador
Salva Ballesta viendo desde casa el encuentro ante el San Fernando. /FOTO: ALGECIRAS CF

Digámoslo sin complejos, porque es que es la puñetera realidad. La labor que está realizando Salva Ballesta al frente del Algeciras es de sobresaliente. De camino de la Matrícula de Honor, que es una calificación que se le reserva para el supuesto de que el emblemático equipo nacido en 1903 logre aquello con lo que se está ilusionado su afición. Esto es, el ascenso a la Segunda A, porque es que a este paso el de la Primera RFEF ya estará sabiendo a poco.

Por lo pronto, los números justifican que la ilusión se haya desbordado. De los siete partidos que ha disputado, el Algeciras  ha ganado seis y empatado uno, con diez goles a favor y tres en contra. Y eso está motivado que el equipo no sólo esté copando la primera posición del grupo 4B en Segunda B sino que encima esté pulverizando sus mejores registros históricos. Para quitarse el sombrero si aparte se toma en cuenta que el presupuesto en plantilla posiblemente no se encuentre ni entre los veinte primeros de toda la categoría y que el propio plantel se reforzó con jugadores provenientes de categorías inferiores.

En definitiva, es un triunfo del Algeciras pero al que se le está poniendo muy el sello de Salva Ballesta. O la cara. Porque lo cierto es que este equipo que puede presumir de tener una de las mejores aficiones de Andalucía está apostando por una política mediática muy en la línea de que todo sepa a Ballesta. Y para corroborarlo no hay más que echar un vistazo a sus redes sociales. El protagonismo de la plantilla o de la propia afición pasan a un segundísimo plano en numerosas oportunidades en aras de seguir aupando la imagen del entrenador.

En este sentido significativo es que en el transcurso del partido ante el San Fernando, que realmente fue dirigido por Juan Maraver, el Algeciras CF se apresurara a trasladar a sus aficionados, con foto incluida, que era Salva Ballesta el que estaba teledirigiendo desde casa, donde tenía que estar en aislamiento por haber estado en contacto con un positivo.

Y es así como estamos conociendo el resultado del trabajo de marketing que se hace con Ballesta. El de un exjugador que fue de relumbrón y que por eso es reclamado continuamente desde los medios de Madrid para participar en los comentarios de los partidos, lo que seguramente también le va a ayudar para su crecimiento profesional.