David Aznar cumple con los objetivos del Real Madrid

Las jugadoras blancas con la clasificación para la UEFA Women´s Champions League bajo el brazo, tienen el subcampeonato liguero a noventa minutos

0
168
Entrenador
David Aznar, técnico de la sección femenina del Real Madrid

Pocos equipos pueden vanagloriarse de conseguir la temporada de su debut en una categoría, los hitos logrados por el Real Madrid dirigido por David Aznar en la Primera Iberdrola. Las blancas con la clasificación para la UEFA Women´s Champions League bajo el brazo, tienen el subcampeonato liguero a noventa minutos. Gran temporada del conjunto entrenado por el preparador talaverano que está finalizando la competición como un ciclón acumulando victorias y halagos.

Un técnico muy conocido en el futbol madrileño

David Aznar Chicharro (Talavera de la Reina, 1980) es un entrenador vocacional que desde su tierna infancia tuvo como referente a su padre para dedicarse a aquello que te hace más feliz.

En este caso a Aznar los banquillos y el futbol en general le apasionaron desde bien joven y con el paso de los años y de las experiencias acumuladas se ha convertido en un míster de claro carácter formativo. El apelativo de “profesor” no es gratuito. Su formación es extensa y su estilo y metodología hacen que muchos de los/as futbolistas que han pasado por sus vestuarios hayan sido enriquecidos con su sapiencia y preparación.

Dio sus primeros pasos firmes en la dirección técnica en la cantera del Real Madrid en el 2003. También defendió los colores en sus categorías inferiores de clubes como el Talavera FC, Atlético de Madrid, Leganés, Rayo Majadahonda o Alcorcón. En definitiva, todo un clásico de los banquillos madrileños.

Compaginando con estas labores fue profesor en la Escuela de Tecnificación de la RFEF entre 2011 y 2016. Formó parte del staff técnico de Getafe en Segunda división en la 16/17 y a renglón seguido desempeñó el cargo de seleccionador de Madrid sub-18.

En la 2018/19 aterrizó en el futbol femenino de la mano del CD Tacón y tras un gran año logró ascender a la máxima categoría. Tras el acuerdo de absorción entre este club y el Real Madrid, Aznar pasó a dirigir a las merengues en la presente campaña colocando a su equipo en las primeras posiciones y las portadas desde los primeros compases de la competición.

Objetivo cumplido con patinazo en la Copa

Con unos guarismos de veintitrés victorias, cuatro empates y tan solo seis derrotas en treinta y tres partidos disputados, el Real Madrid ocupa actualmente el segundo escalón de la tabla clasificatoria con setenta y tres puntos. Disfrutan de tres unidades de ventaja sobre el Lavante UD, a falta de un encuentro para la finalización en la Primera Iberdrola y son virtuales subcampeonas de la liga.

El míster de Talavera apuesta por poner la guinda a un gran final de temporada en el que acumulan diez partidos seguidos puntuando con seis triunfos consecutivos. Tras su contundente uno a cinco logrado ante el Santa Teresa las madrileñas lo tienen en su mano “Estamos con la misma ambición de siempre. Hemos conseguido un objetivo muy importante que es entrar en previa de Champions. Ahora vamos a hacer todo lo posible por lograr el segundo puesto en liga”. Y añadió “Estas chicas nunca se cansan de ganar, es el ADN madridista lo llevamos en el escudo. Somos ambiciosos y lo hemos demostrado en todos los partidos de liga”.

Aznar puede dar por bueno el año teniendo en cuenta que el FC Barcelona de Lluís Cortés se ha mostrado intratable a lo largo de esta temporada no solo en la competición doméstica, sino también a nivel continental alzando el máximo galardón. Al conjunto madrileño por ponerle alguna pega le queda el sinsabor de la Copa de la Reina donde cayeron en cuartos en el derbi ante el Madrid CFF.

Pero en líneas generales su temporada se puede calificar de notable alto, porque a pesar de que contaban con una plantilla de enjundia, han sido capaces de mostrar una regularidad admirable, superando a una terna de rivales igualmente potentes en la pugna por ese premio de consolación que ha sido este año el subcampeonato liguero.