Cuando Diego Martínez y Salva Ballesta se sientan en el mismo sofá

El vigués y el aragonés, muy cerca de haber sido los mejores técnicos en Primera y Segunda B la pasada campaña, empezarán la próxima temporada con el mando a distancia salvo sorpresa de última hora. Curiosamente, Juan Maraver es el representante de ambos

0
591
Entrenador
Diego Martínez, plácidamente sentado en el banquillo de Los Cármenes. /FOTO: LFP
Si se hicieran encuestas para determinar quiénes fueron los mejores técnicos de la Primera división española y la Segunda B la pasada temporada las opciones de Diego Martínez y Salva Ballesta estarían llamadas a quedar campeonas. O, por lo menos, a quedarse muy cerca de la posición cabecera. Con muy pocos recursos económicos el vigués condujo al Granada CF hasta la semifinal de la Europa League y a una salvación holgada, mientras que el zaragozano al Algeciras CF a la mismísima final por el ascenso a la Segunda A, que también se dice pronto. Méritos, sin duda, para aplaudirles y que hicieron pronosticar que en el cortoplacismo tendrían un futuro venturoso en la parcela individual.
 
Sin embargo, y para sorpresa de propios extraños, ambos preparadores se encuentran ahora desempleados. Recostados en el mismo sofá virtual desde el que seguro que esperan que no caigan en saco roto las estupendas labores que realizaron. O por lo menos, que no las tengan que rentabilizar como Javier Calleja, que después de realizar una excelente labor con el Villarreal en el curso 2019/20 tuvo que esperar hasta finales del siguiente, el que acaba de quedar atrás, para entrar en liza. Y encima, asumiendo los riesgos propios de tener que ponerse al mando de un equipo como el Alavés que se encontraba de urgencias: con un pie en la Segunda A.
 
¿Cómo es posible que después de haberlo hecho tan bien Diego y Salva se estén viendo como se ven? El Granada CF no convenció al primero, de quien encima sabemos que tuvo la opción del Valencia y el Getafe -algún día se sabrá por qué no cuajaron-. Por su parte, el Algeciras no accedió a las pretensiones del segundo, que fue relacionado con el Badajoz y el Numancia.
 
Pero seguro que nadie mejor para resolver las dudas que Juan Maraver, el exfutbolista profesional echado a agente que no tiene ni página web, ni jefe de prensa ni WhatsApp en su teléfono. La realidad dicta que no ha podido aprovechar que sus clientes hayan sido tops para mantenerlos en activo de la mejor forma posible. Y a expensas de que el aragonés pueda aprovechar una oferta con la que ahora no cuenta todo hace indicar que empezarán la temporada con el mando… a distancia. Para darse una pensada.

 

Síguenos en redes sociales