Confidencial: Nacho Castro no quiso atender a un club de Segunda antes de renovar en San Fernando

0
634

Una mala racha de ocho partidos sin ganar está mostrando al técnico avilesino del San Fernando, Nacho Castro, la cara amarga del fútbol. La más ingrata y despiadada.

Pero no por la concatenación de resultados en sí, que llega tras una enorme plaga de lesiones y sin embargo parece que no va a dificultar en exceso la consecución del verdadero objetivo: la permanencia, tras la llegada del director deportivo David Vizcaíno.

No, el tema está en que el asturiano decidió apostar por la propuesta de renovación por dos temporadas que le ofreció el San Fernando cuando un significado club de Segunda del que no podemos descubrir su identidad le dijo que se esperara sólo unas semanas, que tenía trabajo para él.

Pero Castro no quiso fallar a su compromiso con el presidente Louis Kinzinger. Máxime cuando el quipo estaba creciendo como la espuma. Y ahora, claro, partiendo de la perspectiva de que el cuadro de Bahía Sur todavía tiene por certificar la salvación, se encuentra en el centro del huracán.

Cosas veredes. Pero así es el fútbol. Igual la próxima vez hasta se lo piensa más. Normal.