Confidencial: Munitis, frente a la realidad a la que no se quería enfrentar

Albergaba esperanzas de entrenar en Segunda, donde ya no va a poder porque sólo queda un banquillo libre que no va a ser para él (Albacete). Le ha contactado el Castellón, pero ha pedido tiempo que le servirá para evaluar la propuesta que le hará llegar el Sabadell

0
2564
Pedro Munitis, en el transcurso de un partido. /FOTO: EL DÍA DE CÓRDOBA

A la espera de ver qué sensaciones le genera la oferta que se presume que va a tener del Sabadell. “el club en el que mejor se me ha tratado como entrenador”, lo cierto es que el santanderino Pedro Munitis comienza a ser contactado por clubes que le abocan a la realidad de aquello a lo que se va a tener que enfrentar la próxima temporada: entrenar en Primera RFEF salvo que prefiera quedarse esperando en el banquillo de los suplentes.

Lo cierto es que tras la fenomenal labor que hizo en el Sabadell la pasada temporada, el exjugador del Real Madrid, el Deportivo o el Racing albergó esperanzas de dar el salto a la Segunda A. En los primeros veinticuatro encuentros obtuvo catorce victorias y cinco empates. Y eso le alcanzó para llegar a la última jornada en una privilegiada posición: el equipo que había recogido en la antepenúltima plaza era cuarto clasificado del grupo II de Primera RFEF.

Ahora bien que en la cita final perdiera ante el Algeciras no sólo supuso que la formación de la Nova Creu Alta se quedara sin promoción sino que posiblemente encima se le cerraran algunas puertas.

Su representante Quique Pina le trabajó varias opciones en Segunda y de hecho trascendió que su nombre era uno de los que se manejaban en el Lugo, quien tras romper con Rubén Albés lo cierto es que se acabó decidió por Hernán Pérez. La realidad es que sólo queda en plata un banquillo, el del Albacete, y no parece que vaya a ser para él.

Lo último que ha trascendido de Munits es que lo ha llamado el CD Castellón -más en la línea ahora de Sergio Pellicer- pero al parecer el santanderino ha pedido tiempo. Un bien que le permitirá conocer la verdadera dimensión del proyecto orellut así como también el del arlequinado.

Ahora bien, todo es bronce. Que es justo lo que no quería en un primer momento.