Confidencial: Los recelos de Jové de inicios de pretemporada se alimentan

Al técnico nunca le cuadró Mancuso, quien ayer fue expulsado por una "imprudencia brutal"

0
681
Isaac Jové, entrenador del CD Badajoz, en una sesión. /FOTO: OFICIAL

El CD Badajoz contabilizó ayer en el Nuevo Vivero la primera derrota de la temporada ante el Algeciras (0-1) tras la disputa de un encuentro en el que todo salió del revés para los intereses blanquinegros y en el que el técnico Isaac Jové tuvo motivos sobrados para alimentar los recelos que tenía sobre uno de sus jugadores.

Cuenta Badajoz Deportes que “en el 53’ la mala suerte siguió persiguiendo a los blanquinegros y Chendri se convertía en el tercer jugador local en no poder seguir, entrando un Mancuso en su lugar que no tardó mucho en volver a los vestuarios ya que en el 63’ vio la roja por una entrada a destiempo en el centro del campo, dejando al equipo con diez jugadores hasta el final del encuentro”.

Sin duda, una acción determinante la del argentino dado que en el mercado ya se reflejaba el 0-1 en contra con el que terminaría la contienda. Y todo, para mayor enfado de Jové, quien en rueda de prensa no se cortaba lo más mínimo. «La entrada de Mancuso es una imprudencia brutal», decía éste quien seguro tuvo que maldecir la hora se le ocurrió que saltara al campo el ex del Cornellá.

Y todo porque en honor a la verdad Mancuso nunca le cuadró a Jové. Casi desde su llegada al CD Badajoz el sudamericano no le agradó y así lo hizo constar el estratega ante las instancias pertinentes. Que es algo que justamente va en perfecta consonancia con el hecho de que hasta ayer Mancuso no hubiera dispuesto de un solo minuto.

Jové ha venido llevando muy en silencio que el hijo del que fuera centrocampista de los pacenses en la ‘época Tinelli’ no le gustaba. Pero al confirmarse su inscripción aseguró entre cercanos que el futbolista había crecido, que merecía la oportunidad. Posiblemente aquello lo dijo con la boca chica. Mucho más contundente fue ayer en rueda de prensa.