Confidencial: Cordero, a los pies de los caballos

El máximo accionista del CD Tenerife indica que cuenta con el director deportivo cartagenero. Pero aparte de recordar que tiene cláusula de rescisión y de revelar que el murciano quiso cobrar, y no pagar, para rescindir en el 'Tete', el dirigente está dando pasos que contravienen los deseos del empleado o simplemente le pasan por alto

0
890
Entrenador
Juan Carlos Cordero, en una rueda de prensa en el Cádiz CF, equipo en el que se prodigó mucho con Vigueras. /FOTO: OFICIAL

El máximo accionista del CD Tenerife, Juan Carlos Garrido, ha hablado hoy en la Cadena Cope y en la Cadena SER para asegurar que confía en el director deportivo Juan Carlos Cordero y también que éste cumplirá su contrato en el cuadro insular, que es hasta el 30 de junio de 2025. Claro que estas aseveraciones parece que hay que cogerlas con pinzas. Porque aparte de que el mandatario dejó constancia en varias oportunidades que el cartagenero tiene cláusula de rescisión el dirigente lo ha puesto a los pies de los caballos con varias declaraciones que no son las propias del mandatario que quiere cuidar a su empleado.

“Hace dos meses Cordero ofreció salir del club a cambio de dos años de contrato. La semana pasada pidió la mitad del contrato en una conversación con un consejero”, ha dicho Garrido, quien así ha dado la vuelta a la tesis de que Cordero ha estado dispuesto a pagar por marchar al Real Zaragoza.

Pero más allá de la duda de conocer si en ese último momento en que el cartagenero realizó esa segunda petición ya había saltado en prensa que lo pretendía el Real Zaragoza, lo que cuesta creer, están varias informaciones que ponen de relieve que como poco la autoridad del cartagenero se está viendo menoscabada.

La primera es que Garrido ha dado algún paso para conocer otros entrenadores de cara a la próxima temporada cuando conoce que Cordero quisiera que continúe Luis Ramis. Pero es que aparte, se nos señala que el CD Tenerife ha iniciado algunas conversaciones para renovación de jugadores sin consultar antes a Cordero.

De ahí a que sea lógico que se pueda llegar a la conclusión de que lo que realmente se pretende en las altas esferas del ‘Tete’ sea su salida. Pero no pagando claro, sino cobrando.